Xalapa, Ver.- El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, expresó que hay preocupación por la situación por la pandemia de covid-19 a nivel nacional y en algunos estados del país. Asimismo, hizo un llamado a que se deje de lado el discurso de ataques por las cifras de muertes que se han registrado.

En la conferencia de esta tarde, López Gatell señaló que ya se había alertado de los riesgos de rebrote si la apertura se hacía demasiado rápido y sin las medidas de sana distancia.

Al comenzar, enfatizó que “el mensaje es de preocupación por lo que está ocurriendo en el nivel nacional y la situación que se verifica en algunos espacios”.

Sin embargo, al mostrar que se han reducido 4% los casos estimados y también ha disminuido la incidencia de muertes, dijo que en el escenario nacional se ven resultados alentadores. 

Recordó que México está en la parte más alta de la epidemia de covid-19 y que el peligro, cómo se ha dicho, es que si la reapertura se hace de manera acelerada haya contagios y un repunte. “Nos falta todavía la mitad de la epidemia, tenemos que actuar”.

López-Gatell señaló que también mantener el control de la pandemia es responsabilidad de los gobiernos estatales y municipales, porque deben vigilar que sólo se abran los establecimientos acordados de acuerdo al semáforo epidemiológico.

Indicó que algunos estados tampoco cumplieron con la reconversión hospitalaria ni se adhirieron al Insabi, y son esas las entidades en las que se han visto escenas de problemas en hospitales que se han publicado en diversos medios haciendo referencia a la declaración que él dio a la BBC sobre que en México no se habían visto escenas dramáticas como en Europa, por lo que admitió: “Por supuesto que las hay y lo que queremos es que se resuelva”.

Asimismo, dijo que es una responsabilidad individual, porque no se le puede obligar a una persona a quedarse en casa o a que no salga a menos que sea indispensable. “A todos nos corresponde cuidarnos a nosotros mismos, a nuestros cercanos”. 

El subsecretario reconoció que también  es responsabilidad del Gobierno Federal, porque como autoridades emiten disposiciones generales y deben dar seguimiento de que se cumplan.

Ante los señalamientos que se han hecho sobre el manejo de la pandemia, López-Gatell dijo: “Es importante que dejemos este discurso de ataque” e indicó a  quienes han hablado de la cifra de muertos,  que “no es responsabilidad de una persona o gobierno”.

Respecto a las pruebas, reiteró su discurso de que no es necesario aumentar la cantidad de test, pero criticó que prácticamente todos los estados tienen un rezago de datos porque no se completa el proceso de confirmación de las pruebas.