Veracruz, Ver.- Continúa la emergencia de salud por covid-19 en Veracruz, mientras que negocios de diferentes ramos no esenciales comienzan la reapertura gradual de sus puertas, con la promesa de mantener las medidas sanitarias de forma óptima, para minimizar el riesgo de contagios en sus locales.

Entre estos negocios están los gimnasios, los cuales han estado en los titulares recientemente, debido a varias protestas en el estado y en otras partes del país, en donde dueños y entrenadores de gimnasios exigen la reapertura de estos centros deportivos.

Uno de los argumentos de estas manifestaciones es la salud, diciendo que las personas que se ejercitan constantemente tiene un mejor estado físico, lo cual sería propicio para no contraer el nuevo coronavirus, o en su caso tener una mejoría más rápida en caso de enfermar.

PRIMEROS EN ABRIR

La empresa Anytime Fitness anunció por medio de sus redes sociales que en los próximos días estarán reiniciando actividades y recibiendo a los miembros afiliados al gimnasio.

Asimismo, indicaron cuales serán las medidas sanitarias que implementarán al retorno de las actividades en la nueva normalidad, las cuales estarán apegadas a los lineamientos señalados por las autoridades de salud del país.

MEDIDAS APROBADAS POR EL IMSS

La Secretaría de Salud Federal, a través del Instituto Mexicano del Seguro Social establecieron las siguientes acciones a tomar en los gimnasios, para cuando sea el momento de poder abrir, lo cual está indicado cuando el semáforo epidemiológico pase a color naranja.

Para ingresar a las instalaciones de los gimnasios, se deberá contar con una forma de distanciar a los miembros, sea con barreras físicas o sana distancia.

Además se deberá proporcionar los insumos para la desinfección de los clientes, como alcohol en gel al 70 por ciento de concentración, así como tapetes con líquidos desinfectantes.

Asimismo, dentro de los gimnasios deberán contar con gel antibacterial de forma accesible para que la limpieza de manos sea constante.

Los gimnasios deberán ser limpiados constantemente, debido a que los aparatos e instrumentos de ejercicio son tocados por muchas personas a lo largo del día.

Las áreas comunes como baños y vestidores deberán contar con material de desinfección, así como proporcionar los espacios adecuados para evitar concentración de personas.

Los trabajadores de los gimnasios deberán contar con equipo de protección personal en todo momento: cubrebocas, guantes y caretas plásticas.

Además, los gimnasios deberán contar con protocolos para monitorear la salud de sus trabajadores y afiliados, para poder aislarlos y detectar casos sospechosos de covid-19.

El punto principal será la sana distancia, la cual se debe respetar, colocando barreras físicas entre los aparatos de ejercicio (medida tomada en algunos gimnasios de otros países como Estados Unidos), y garantizar al menos 7 metros cuadrados entre cliente y cliente.

Aun así, concentrar personas en lugares confinados, aunque sean espaciosos, conlleva un riesgo debido a que no se sabe quién podría ser portador asintomático del virus SARS COV2.

Entre las medidas de salud no se estipula el uso de cubrebocas de los clientes dentro de las instalaciones, además que son en su mayoría espacios climatizados, lo que en sí aumenta el riesgo de contagios.

De acuerdo con un artículo del New York Times, en donde detallan la investigación de un brote de covid en un restaurant en China, el flujo recirculante del aire acondicionado puede absorber y empujar las gotas infectadas con virus a distancias mayores a los 3 metros.

Es por lo que el ejercicio al aire libre se recomienda en vez de regresar a los gimnasios, sin embargo, en el camino hacia la nueva normalidad y la recuperación económica, son riesgos que los amantes del deporte y el ejercicio están dispuestos a tomar.

Sugerencia de lectura del autor: https://www.nytimes.com/2020/04/20/health/airflow-coronavirus-restaurants.html