Xico, Ver.- A pesar de la prohibición del Ayuntamiento y de la restricción de la Secretaría de Salud, la noche del sábado 11 y la madrugada de este domingo 12 de julio cientos de danzantes participaron en la tradicional “Noche de los Cencerros” en el municipio de Xico.

El espectáculo reunió a una multitud de espectadores en el primer cuadro del Pueblo Mágico, sin importar que la administración de la alcaldesa Gloria Galván Orduña determinó suspender las fiestas patronales en honor a María Magadalena como parte de las medidas preventivas contra la pandemia del covid-19.

Por primera vez en 50 años, los xiqueños, las familias del municipio, ubicado a 22 kilómetros de la Capital del Estado, no elaboraron los tradicionales tapetes de colores, ni realizaron la quema de “toritos” con pirotecnia; tampoco cantaron “las mañanitas” a su Patrona.

Sin embargo, en redes sociales algunos usuarios desafiaron la disposición del Ayuntamiento y de la Secretaría de Salud y en grupos cerrados de Facebook convocaron a participar en la Noche de los Cencerros, como cada año, en la calle Miguel Hidalgo.

Imágenes y videos compartidos en redes captaron a cuatro contingentes, con al menos cincuenta “cencerreros” cada uno, bailando al ritmo del sonido del metal en las cercanías de la parroquia de Xico y lanzando cohetes.

En el baile no solo participaron hombres jóvenes, sino mujeres y niños. La mayoría no llevaba cubrebocas y no se preocupó por acatar las medidas de la sana distancia.

Lo que más llamó la atención fue que en ningún momento las autoridades de Xico disuadieron a los danzantes de congregarse en el centro de la cabecera. En el municipio la Secretaría de Seguridad Pública se hizo cargo de la seguridad en febrero, sin embargo, ya hay algunos elementos municipales trabajando tras capacitarse en el Centro de Estudios e Investigación en Seguridad (CEIS).

EN 15 DÍAS SE VERÁ SI HAY CONTAGIOS 

“Las criticas estuvieron muy feas, pero en 15 días se verá si hay más contagios”, comentó Liliana, una trabajadora de la panadería Magdalena, quien aseguró que en la Noche de los Cencerros participaron al menos 250 personas.

Relató que a partir de las 19:00 horas los entusiastas comenzaron a reunirse y antepusieron su fe a la enfermedad del covid-19.

“El municipio no hizo nada; sólo dijeron que quedaba suspendido todo y mucha gente sí hizo caso. Esta vez dejaron de bajar las personas, de los pueblos de arriba de Xico también llegan muchas personas, pero este año dijeron que no participarían.

“Este domingo empezaron a decir que van a llamar a los marinos, pero ya no se va a hacer nada; lo que se hizo fue el sábado y ya; es cuestión de cada uno y ellos, como quien dice, confían en que no se van a enfermar porque tienen fe en la virgen y en Dios”, señaló.

La trabajadora aseguró que el sábado 11 de julio el municipio contó con una buena cantidad de turistas y familiares que acudieron a comer en familia, pues en su opinión es muy difícil dejar de hacer algo que se festeja año con año.

“En el Face sí te das cuenta de que no le gustó a la gente. Criticaron mucho y tienen razón, porque es una enfermedad que no hay cura. La gente no quiere creer, o tiene fe, seguramente ellos no se enferman y los que están en su casa sí, a veces así pasan las cosas”, opinó “Lili”.

Añadió que es un hecho que no habrá sanciones o el Ayuntamiento no procederá contra nadie, porque no pueden hacerlo.

“Sí pensamos que podría haber conflicto porque es mucha la gente que participó y podrían irse contra los policías, pero no pasó nada. Dejaron que hicieran su baile y se acabó; es lo único que habrá este año porque ya se acordó no organizar ningún evento más, todo seguirá suspendido”. 

HAN MUERTO NIÑOS POR COVID EN XICO

Del 19 de mayo, fecha de la detección del primer contagio, al 11 de julio, el municipio de Xico acumula 23 casos confirmados de la enfermedad de SARS-CoV2, además de tres defunciones, de acuerdo con la información de la Secretaría de Salud.

La dependencia registra 5 casos sospechosos bajo investigación y de los 23 confirmados, 6 pacientes se consideran activos.

Cabe destacar que Xico es uno de los cuatro municipios del estado de Veracruz en donde se reporta el deceso de un menor de edad por la enfermedad del covid-19. Este deceso corresponde a un niño de un año en el municipio, atendido por la Secretaría de Salud y sin detectar una comorbilidad asociada a su padecimiento.  

Ante el riesgo de un incremento en los contagios, el pasado jueves 9 de julio la presidenta municipal de Xico, Gloria Galván Orduña, anunció la cancelación de las fiestas dedicadas a María Magdalena.

Dicha decisión implica suspender una visita de más de 120 mil asistentes a los festejos y un posible respiro a la economía xiqueña afectada por la cuarentena y suspensión de actividades no esenciales, entre estas el turismo.

Con lo anterior, por primera vez en 50 años, Xico no participaría en la instalación de la alfombra de aserrín ni en la suelta de toros (la Xiqueñada), aunque los organizadores modificaron las celebraciones religiosas para evitar aglomeraciones; además, se canceló la capea, el Teatro del Pueblo, los fuegos pirotécnicos y la instalación de vendedores ambulantes. 

“Tomamos un acuerdo y por unanimidad vamos a cancelar los eventos socioculturales y artísticos en honor a María Magdalena de este 2020; los xiqueños vamos a vivir nuestra fe desde nuestra casa. (…) el Ayuntamiento no va a participar, participa en el Teatro del Pueblo, en el baile, en la corrida de toros. El gobierno proporciona todos los stands para la venta de quienes ofrecen los productos, así como el fuego, la pirotecnia y la alfombra, van a ser cancelados”.

En el caso del tradicional Arco Floral, dicho arreglo medirá lo mismo que el portón de la Parroquia; esto es, más pequeño y no convocarán personas para levantarlo, no habrá tampoco veladas, los vestidos de la imagen serán llevados a la iglesia por las familias que se hayan inscrito y habrá una ceremonia únicamente para ellos. 

“No habrá ninguna procesión, se cancelaron todas las procesiones; la misa del 22 se hará solo con los mayordomos; no habrá canto de Las Mañanitas, la iglesia estará cerrada; no habrá cencerreros ni danzantes”, añadió la presidenta municipal.

Confió que el próximo año los xiqueños puedan retomar todos los eventos de la fiesta a María Magdalena, y a la vez la alcaldesa convocó a los feligreses a vivir su fe “desde sus hogares”.  

“No es fácil porque todo el pueblo participa y decirle a cada uno que tenemos que vivir la fiesta de diserten forma, muchos viviremos nuestra fe desde nuestra casa y no es fácil porque la fe se debe cultivar, pero una parte es hacer todo lo que hacemos en honor a Santa María Magdalena”. 

DESPIDEN UNA TRADICIÓN

Cada verano las calles de Xico se inundaban de toritos de pólvora, y las danzas de los Tocotines y los Payasos en una festividad dedicada a María Magdalena, patrona del municipio catalogado Pueblo Mágico por la Secretaría de Turismo.

En el caso de la Noche de los Cencerros, los varones, y ahora mujeres del pueblo, cargan con los cencerros para bailar ruidosamente y así despedir a los hombres del pueblo encargados de buscar la “flor de cucharita” (Dasylirion acrotrichum).

Esta flor es indispensable para la elaboración de los arcos florales a instalar en la parroquia de María Magdalena y su búsqueda no solo implica pedir permiso a Juan del Monte, sino una odisea hacia Alchichica, Puebla.

Para garantizar el hallazgo de la flor de cucharita, los hombres portan incluso alimentos blancos, para garantizar su blancura en el viaje de regreso a Xico.

Debido a que la planta tarda más de diez años en florecer es una de las piezas más codiciadas de los xiqueños. Por su lento crecimiento y la fuerte extracción que sufre es considerada como una especie amenazada por Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010

Aunque los organizadores de no cancelaron la elaboración del arco floral, el ayuntamiento sí suspendió los festejos masivos a María Magadalena y ante, grupos de cencerreros convocaron en redes sociales a danzar para despedir a los hombres en busca de la cucharilla.

“Noche del cencerrero. La tradición ¡sigue! Cita 7:00 pm. Sábado 11 de julio. Barrio Tío Polín” versaron las imágenes compartidas en Facebook. A la hora citada, cientos de cencerreros desafiaron las disposiciones de Salud y participaron en la tradición dedicada a María Magdalena.

Un día después de la danza de los cencerros, el Síndico Único del Ayuntamiento de Xico José Miguel Cuel Guevara indicó que se analiza aplicar un “toque de queda” en el municipio.

“Puede llegar a ser probable en dado caso que la población no participe en las recomendaciones y en lo que estamos haciendo como autoridades puede llegar a darse el caso”.

Señaló que, con la cancelación de la fiesta, el Ayuntamiento “apostó” a la buena voluntad de los xiqueños, por lo tanto, tras el desafío de las medidas de prevención las acciones del municipio deben ser “más fuertes”.

Anunció que el municipio ya solicitó el apoyo de la fuerza pública y de las dependencias sanitarias para evitar que sigan realizando tales eventos.

En caso de un brote masivo tras los hechos de este sábado, el ayuntamiento de Xico carece de ambulancia o de equipo de protección para los traslados, observó el regidor Primero Eduardo Pozos Pérez.

De hecho, el funcionario recordó que el Centro de Salud de Xico carece de la capacidad para atender contagios en cadena.

“En el centro de Salud no hay la infraestructura, ni los insumos, aunque ellos tienen la disposición los xiqueños deben reflexionar porque la situación puede rebasar a las autoridades”.