Coatzacoalcos, Ver.- Cuando una persona se le acerca, “Chiquita” no deja de llorar y se mete entre las piernas del veterinario; la perrita perdió su tranquilidad cuando una persona le arrojó aceite caliente lastimando gran parte de su cuerpo.

“La quemaron muy feo, el médico me comenta que fue con aceite caliente porque tiene una abertura grande, fue muy profunda y tuvo que entrar a cirugía”, dijo Carolina Castañeda, directora de Comunidad en Pro de los Animales de la Calle (CEPAC), quien al enterarse decidió acudir a rescatarla.

El ataque cometido en contra de la perrita criolla se encuentra tipificado en el artículo 64 del Código Penal del Estado de Veracruz, que establece de seis meses a dos años de prisión y multa de cincuenta cien días de salarios mínimos a quien incurra en actos de maltrato o crueldad animal.

Chiquita fue llevada a las oficinas de CEPAC y Carolina comenzó a cuidarla. Informó que el ataque se registró en la congregación de Las Barrillas en la zona restaurantera, sin que se sepa quién o quiénes fueron los que lastimaron a esta perrita criolla que hoy muestra una mirada triste.

“Investigamos porque sí queríamos ver quién es el responsable, pero hay bastantes restauranteros ahí y pues no se sabe quién la atacó”, afirmó.

Chiquita ya fue operada y se recupera

El daño se observa entre las patas traseras y su columna vertebral, que lucen cubiertas con un vendaje para cubrirla.

Chiquita fue intervenida por el médico veterinario Jaime Takami, quien asegura, además traía una infección severa en la piel.

“No llegando a hueso, pero las heridas si tocaron musculo, una abertura de 25 centímetros por 10 de ancho. Hay laceraciones por líquido de acuerdo al daño. En la cirugía se anestesió y la operamos y todo salió bien”, expresó el veterinario.

“Afortunadamente chiquita es una perrita muy joven y muy fuerte después de la cirugía se levantó, le gusta caminar y ya no quiere jaula y va en periodo de recuperación”, indicó.

El medico aseguró que en 10 días la perrita de seis meses, podrá sanar sus heridas, y una vez recuperada podrá ser dada en adopción.

Casos de maltrato animal van en aumento

El caso de Chiquita es uno de tantos ataques que sufren los perros y otros animales en el sur de Veracruz.

En mayo, “Cachito”, un perro callejero que vivía de la caridad de los vecinos, fue atacado con agua hirviendo por una persona a la que “le molestaba” la presencia del animalito en el municipio de Minatitlán.

A pesar de que algunos defensores de los animales responsabilizan del ataque a Carmen N. e interpusieron la denuncia correspondiente, no se ha fincado responsabilidad de parte de las autoridades.

Dos semanas después, representantes del refugio para animales "Lentejita" rescataron a una perrita que en varias ocasiones fue abusada sexualmente por un sujeto que se hacía pasar por indigente en el municipio de Acayucan, quien también fue denunciado ante las autoridades en Coatzacoalcos y continúa prófugo de la justicia.

“Desde septiembre del 2017 que abrimos esta agrupación llevamos contabilizados más de 300 casos de abuso contra animales; de perros maltratados son como 150 casos: te hablo de violaciones sexuales, quemaduras y gente que machetea a los perros”, afirmó Carolina.