Xalapa, Ver. - El exmagistrado Marco Antonio Lezama Moo busca frenar las propuestas que realice el titular del Ejecutivo del Estado y el inminente nombramiento de quien lo sustituya en el Poder Judicial del Estado.

A la par, busca un amparo ante la justicia federal contra su retiro forzoso por haber cumplido los 70 años.

Apenas el pasado 7 de julio los diputados locales avalaron el retiro forzoso de Lezama Moo, después de ocupar el cargo desde junio de 2014, cuando fue designado por la LXIII Legislatura a propuesta del entonces gobernador Javier Duarte.

Además, en dicha sesión el pleno del Poder Legislativo determinó no ratificar en el cargo a los cuatro magistrados del Tribunal Superior de Justicia y Consejo de la Judicatura que concluirán cargo el próximo 30 de julio.

Se trata de Gladys de Lourdes Pérez Maldonado, Fernando Charleston Salinas, Edel Humberto Álvarez Peña y Víctor Manuel César Rincón.

Por retiro forzoso se avalaron las vacancias de Roberto Dorantes Romero y Marco Antonio Lezama Moo.

Sin embargo, inicialmente el juzgado decimoquinto de Distrito determinó desechar la demanda del exmagistrado debido a que su recurso carecía de firma electrónica, medida requerida por la contingencia del COVID-19.

“Se advierte que no se le puede dar valor probatorio alguno a la demanda de cuenta por haber sido presentada sin firma electrónica”.

Hay que recordar que previamente el 11 de diciembre de 2019 Lezama Moo también promovió un juicio de amparo contra el retiro forzoso de magistrados al haber cumplido los 70 años, pero el recurso fue sobreseído.