Coatzacoalcos, Ver.- Hasta la tarde del viernes 17 de julio los cuerpos de los dos trabajadores de Petróleos Mexicanos que desaparecieron con el hundimiento de la embarcación 365 en aguas del río Coatzacoalcos no han sido encontrados, pero si identificados, confirmó Capitanía de Puerto. En tanto, familiares de las víctimas se apostaron en la entrada a la Terminal Marítima para exigir informes a la empresa productiva. 

Los desaparecidos fueron identificados como Marcelino Felipe GuzmánMiguel Ángel Cruz Reyes, quienes se desempeñaban como marineros amarradores, ambos ubicados en el departamento de Muelles y amarres en el Muelle 7 de la terminal.

Las labores de búsqueda continúan por parte de personal de PEMEX, pescadores y elementos de la Marina con ayuda de otras embarcaciones.

Familiares exigen información a PEMEX

Tras enterarse, los familiares de las víctimas se apostaron en la Terminal Marítima y Servicios Portuarios Pajaritos en la zona industrial para exigir a la empresa productiva información de lo ocurrido, misma que le fue negada durante varias horas.

Entre ellos se encontraba la señora Julia García Vidal, esposa de Marcelino quien llevaba más de cuatro horas en la portada de la factoría esperando.

“Yo me entere por un compañero que trabajaba con él me avisó en mi domicilio, mi esposo es uno de los que está desaparecido y la verdad yo estoy desconcertada porque necesito información, necesita saber si ya apareció o que hay que hacer”, expresó la señora que se veía un tanto desesperada.

Eran más de diez personas las que montaron guardia en la entrada principal al recinto petrolero, a la vista de los elementos de seguridad de PEMEX y de la Marina quienes acudieron a resguardar la zona.

Acusaron que la empresa petrolera no cumplía con las medidas de seguridad a sus familiares, aun cuando estos las solicitaban.

“Mi esposo me habló por última vez a las diez de la noche para avisarme que había trabajo y se quedaría por unas horas más laborando, quedó de marcarme después pero ya no recibí ninguna llamada hasta que me entere de la desgracia”, manifestó la señora.

Hasta las 14:00 horas ningún representante salió a entrevistarse con los familiares de las víctimas.

Pemex reitera que continúa con las labores de búsqueda

A través de un comunicado, Petróleos Mexicanos (PEMEX) confirmó que la lancha amarradora "PEMEX 365", la cual transportaba a la cuadrilla de amarradores del Buque, aparentemente fue afectada por la turbulencia generada por uno de los remolcadores de maniobra provocándole su hundimiento. 

Fueron los pilotos del BT quienes dieron aviso para el rescate de nueve trabajadores que formaban parte de la tripulación y la cuadrilla del área de Muelles y Amarres, de los cuales siete fueron rescatados y enviados al servicio médico para su valoración y atención.

“Desafortunadamente, dos de ellos aún no han sido localizados, por lo que personal de PEMEX en coordinación con la Secretaría de Marina llevan a cabo acciones de búsqueda y rescate, participando personal de buceo de PEMEX, drones y los buques remolcadores EHECATL, UNAPROP, REMAFE, Permanencia BIM-9”, cita el boletín.

Señala que el incidente fue notificado a las autoridades marítimas y portuarias de la región Coatzacoalcos. PEMEX realiza el análisis causa raíz del incidente.