La pandemia por covid-19 ha dejado a 12 millones de personas sin empleo, los más afectados han sido los trabajadores informales, ante este panorama legisladores urgieron a la Comisión Permanente del Congreso una reforma al artículo cuarto Constitucional, a fin de establecer el llamado Ingreso Mínimo Vital de Emergencia.

 

En qué consiste este ingreso

La propuesta presentada por los legisladores consiste en otorgar un ingreso por un mínimo de 30 días y máximo de 90 días para las personas que tengan una disminución de sus ingresos o en su caso hayan perdido su empleo por la emergencia sanitaria.

Con el ingreso vital, los trabajadores informales y los trabajadores formales que hayan perdido su empleo podrían contar con un ingreso equivalente a un salario mínimo general.

 

 

La iniciativa de crear el ingreso vital fue presentada en marzo pasado por la organización Acción Ciudadana Frente a la Pobreza  y ahora cuenta con el avalada de 120 legisladores de todos partidos, quienes aseguran que de aprobarse será la manera de detener el crecimiento de la pobreza que sin duda dejará la pandemia de covid-19.

El investigador del CIDE, Mauricio Merino, señaló durante la mesa de análisis de El Heraldo y La Silla Rota, que todos los actores políticos están de acuerdo con esta iniciativa, incluso en Morena, su presidente nacional, Alfonso Ramírez Cuéllar; el senador Ricardo Monreal; y el diputado Porfirio Muñoz Ledo, solo falta el presidente.

Por lo que señaló, es importante convencer al presidente López Obrador, "me extraña que no se haya convencido".

En este mismo espacio, el senador Damian Zepeda señaló que la única opción es que se presione para que no se tenga alternativa.

"Cuesta dinero, pero el presupuesto federal es mucho más grande y es perfectamente atendible", señaló el panista.

 

La entrega del ingreso

El ingreso vital tiene experiencia probada en otros países que están aplicando medidas de apoyo ante la pandemia.

En el caso de México tendría que ser equiparable al valor de la canasta básica alimentaria que asciende a mil 643.5 pesos.

El ingreso sería temporal por tres meses y podría extenderse dos meses más dependiendo de algunos casos.

Los recursos serían entregados de manera directa a través de medios electrónicos, mediante un registro transparente a través de una plataforma en línea.

 

La pobreza podría aumentar.

En caso de no tomarse una medida de apoyo a la población que ha perdido su empleo, el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) ha estimado que la pobreza por ingresos en México se incrementará este año entre 6 y 10 millones de personas, mientras que la pobreza laboral aumentará 8.5 % tan sólo en la primera mitad del año.

Durante la primera quincena de abril cuando la economía se freno por el confinamiento entre 5.2 y 8.1 millones de personas reportaron haber perdido su empleo, ser descansadas o no poder salir a buscar trabajo por la contingencia, de acuerdo con datos de la Encuesta de Seguimiento de los Efectos del COVID-19 en el Bienestar de los Hogares Mexicanos (ENCOVID-19).

Con información de La Silla Rota