Coatzacoalcos Ver. – La noche del viernes 17 de julio fue localizado en aguas del río Coatzacoalcos entre los muelles 1 y 2 de la terminal marítima de Pajaritos, el cuerpo de Marcelino Felipe Guzmán uno de los dos trabajadores de Petróleos Mexicanos que desapareció tras el hundimiento de la lancha 365 cuando salía de su jornada laboral.

Tal y como se informó, durante las primeras horas del pasado viernes la embarcación menor se hundió con una cuadrilla de nueve trabajadores quienes salieron del muelle siete de la terminal de almacenamiento, aparentemente por la turbulencia generada por uno de los remolcadores.

De los nueve, siete petroleros fueron rescatados y dos se encontraban desaparecidos entre ellos Marcelino, cuyo cuerpo fue localizado la noche del mismo viernes por el personal de búsqueda que desde el percance iniciaron con estas labores.

 

 

El cuerpo de Marcelino fue entregado a las autoridades de la Fiscalía regional para realizar las diligencias correspondientes, y se espera que en el transcurso del sábado 18 de julio sea llevado a su domicilio para que familiares den el último adiós.

La tarde del viernes, la señora Julia García esposa de Marcelino, se apostó en la entrada principal de la terminal para exigir información a Pemex de su pareja, pues aseguraba que después de seis horas no le había comunicado nada.

Marcelino era trabajador de planta y se desempeñaba como marinero amarrador en el departamento de muelles. Su última jornada laboral comenzó el jueves 16 de julio a las 8:00 horas y concluyó el viernes 17 cuando se registró la tragedia, que hoy enluta a su familia.

Se informó que las labores de búsqueda continuarán para tratar de encontrar a Miguel Ángel Cruz Reyes, el segundo empleado que cayó al agua.