Xalapa, Ver.- Por primera vez en su historia, la enseñanza y aprendizaje en la Universidad Veracruzana alternará entre interacciones de tipo presencial y no presencial entre académicos y alumnos.

Lo anterior, dentro del proyecto de regreso a clases en la Casa de Estudios y en el cual incluso se contemplan la rotación de usuarios en los cinco campus de la UV: Xalapa, Veracruz-Boca del Río, Poza Rica-Tuxpan, Córdoba-Orizaba y Coatzacoalcos-Minatitlán.

Al presentar las disposiciones generales para el trabajo académico, con modalidad mixta en el semestre septiembre 2020-febrero 2021, la UV demanda a los académicos una mayor formación en el uso de la plataforma Eminus, así como aplicar  estrategias de diseño instruccional para la elaboración de los entornosde aprendizaje de las experiencias educativas (materias/asignaturas) en modalidad mixta.

De este modo, la Alma Máter describe a la modalidad mixta como una forma de trabajo pedagógico y donde coincide una interacción combinada entre lo presencia y lo no presencial, a partir de una "interacción armónica" de académicos y estudiantes.

Por lo anterior, para salvaguardar la salud e integridad de la comunidad académica, estudiantes y académicos priorizaran la virtualidad u otras estrategias alternativas para crear una comunicación efectiva y empática, entre los miembros de la comunidad UV.

La Alma Máter da énfasis de incluir los conceptos de igualdad de oportunidades a los alumnos, la incorporación de un enfoque intercultural y equidad de género, respeto a las diferencias y derechos humanos; la innovación universitaria, impulso de las tecnologías de la comunicación y conformar una comunidad de aprendizaje integrada, incluyente, plural, propositiva, emprendedora, solidaria e intercultural.

Uno de los puntos principales del retorno a clases en la UV, aparte de la modalidad mixta, es la rotación teórica-práctica, para atender las actividades teóricas en modalidades flexibles como la virtualidad y la educación abierta y a distancia.

Además, del uso de laboratorios, talleres y clínicas demanera presencial; e incluye la rotación de asistencia que consiste en dividir grupos en secciones y calendarizar su asistencia para garantizar una densidad adecuada en los espacios de docencia como aulas, laboratorios o sitios para desempeñar alguna tarea de aprendizaje.

"Aún cuando se acuerden asesorías presenciales, acudir a la sede de la entidad académica no será un requisito obligatorio para acreditar la experiencia educativa", dice el documento.

En cuanto a los estudiantes, estos deberán acceder a tutorías presenciales o en línea, asesorías de orden disciplinario presenciales o en línea, programa de apoyo a la formación integral del estudiante y acompañamiento de pares, así como emplear los recursos informáticos y de información institucionales de la red inalámbrica de la UV, los laboratorios de cómputo, bibliotecas e USBIs y las herramientas de apoyo educativo a la UV.