Orizaba, Ver.- El alcalde Igor Rojí López discrepó con la Secretaría de Salud en cuanto a la cifra de muertes por covid-19, ya que dijo que unas son las cifras oficiales y otras “las reales”.

Indicó que hasta el jueves por la noche la Secretaría de Salud registraba 26 muertes por coronavirus en Orizaba, en tanto que el Registro Civil da cuenta de 67 decesos por esa causa.

Precisó que en las actas de defunción se establece que la muerte fue por covid-19 o por neumonía atípica, padecimiento del que el subsecretario de Salud federal, Hugo López-Gatell, dijo que se debe considerar como coronavirus.

Comentó que hay casos en donde la gente no recurre a las instituciones de Salud y fallece en su casa, o bien se hace los estudios pero muere sin que haya recibido los resultados.

El Presidente Municipal indicó que se vive un momento crítico en el estado, pues la enfermedad está causando muchas víctimas.

Reconoció que ha habido críticas al Ayuntamiento por permitir la apertura de bares, cantinas y gimnasios, pero también se debe entender que las personas que trabajan ahí necesitan un ingreso para vivir.

Señaló que en todos los casos, hubo el compromiso de aplicar las medidas sanitarias que marca la autoridad para estos casos, aunque hay personas que les están reportando que hay negocios en donde no se respetan las medidas y además se ve mucha gente, por lo que ahí se está haciendo el exhorto a la población a que reporte esos casos para que se proceda en consecuencia.