Emilio Lozoya informó al gobierno federal, antes de aceptar la extradición de España a México, que la empresa Odebrecht pagó 4 millones de dólares que fueron utilizados en la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto en 2012, publicó Reforma.

Este dinero fue utilizado para el pago de consultores extranjeros que Luis Videgaray, entonces coordinador de la campaña presidencial, contrató para asesorías electorales.

Una vez siendo Peña Nieto presidente, Odebrecht pagó 6 millones de dólares al gobierno del priista por el beneficio de contratos y para que dispusiera una parte para sobornos a legisladores y así garantizar la aprobación de la reforma energética en 2014, dijo Lozoya.

 

EL TESTIMONIO DE LOZOYA

De acuerdo con Reforma, Lozoya preparó un documento donde revela delitos sobre los que tenía conocimiento y con ello tener la posibilidad de acogerse al "criterio de oportunidad", para poder sortear acusaciones que pesan en su contra.

Lozoya aceptó su extradición y ser juzgado en México tras una negociación a cambio de su testimonio.

Aseguró en su reporte que por ordenes de Videgaray, él se reunió con el exdirector de Odebrecht en México, el brasileño Luis Alberto Meneses Weyll.

"La instrucción era gestionar recursos económicos para cubrir diversos pagos a consultores, en materia electoral, principalmente en el extranjero", dijo Lozoya.

En ese encuentro, Meneses se comprometió a entregar 4 millones de dólares, movimiento del cual estaba enterado tanto Peña como Videgaray, señala el reporte.

Lozoya fue capturado el pasado 12 de febrero por autoridades españolas en Málaga, en cumplimiento de una orden de aprehensión emitida por la Interpol. La semana pasada fue extraditado a México

Con información de La Silla Rota