Veracruz, Ver.- "Mi negocio pasó de ser mi prioridad a ser mi calvario", relató Gregorio Sandoval, director de la academia de baile Latín Groove. En este año cumpliría 15 realizando eventos sociales de animación y clases para quinceañeras, ahora tras la llegada del covid-19, en tan solo cuatro meses tuvo que cerrar una de las dos sucursales que tenía. 

De los eventos que programó para este año, 80 por ciento se pospusieron y el otro 20 por ciento se cancelaron, afirmó que si en cinco meses no reanuda actividades estaría declarándose en bancarrota. 

El 23 de marzo del presente año la Secretaría de Salud del Estado daba a conocer mediante un comunicado de prensa que se suspendían todas las actividades no esenciales en los sectores públicos, social y privado, evitando así la concentración masiva, como parte de la Jornada Nacional de Sana Distancia, para controlar la pandemia de covid-19. 

Desde mediados de marzo Gregorio cerró las puertas de su academia con la esperanza de que en 15 días volverían a reanudar actividades, pero no fue así, conforme veía que la cuarentena iba alargándose su preocupación también incrementaba.

RENTAS Y LUZ ESTÁN ACABANDO CON EL NEGOCIO DE GREGORIO

Debido a los altos costos de renta que paga por las dos sucursales que tenía, tuvo que cerrar una de ellas, ya que no podía costear todos los gastos que implicaba.

"Aún tengo problemas con la renta pendiente del local, me quedé con dos pagarés endeudados, mi carro que apenas lo había sacado de la agencia tuve que devolverlo, porque no tenía cómo pagarlo", dijo.

Gregorio afirmó que lleva arrastrando deudas atrasadas desde el inicio de la pandemia, sin generar nada de ingresos y el panorama para ellos aún parece incierto, pues no saben qué día podrán reanudar actividades. 

También despidió a 15 de sus empleados entre chambelanes, administrativo y animadores, todos ellos jóvenes los cuales no tenían otros ingresos.

Aseguró que algunos maestros de baile emigraron a las clases en línea, por lo que él optó por seguir su ejemplo, pero no obtiene el dinero suficiente como para poder costear los gastos de la renta que ascienden a más de 12 mil pesos por mes.

"Estuve intentándolo como dos semanas y lo máximo que pude juntar fue 700 pesos en tres semanas", afirmó. 

El negocio que se encontraba en Boca del Río aún debe 20 mil pesos de renta y luz 16 mil, mientras que el que está en Veracruz debe un total de 50 mil pesos. 

Las pérdidas en las ganancias que esta pandemia le generó llegan casi a los 100 mil pesos, que lograba conseguir por los eventos que realizaba.

EN 4 MESES COVID ARRUINÓ TRABAJO DE 15 AÑOS

Ver que todo lo que construyó en 15 años se está perdiendo en tan solo cuatro meses, generó en Gregorio frustración, ya que los clientes que tenía le cancelaron, las dos sucursales que había logrado posicionar como las mejores en el estado las tendrá que cerrar y mudarse a otro espacio más pequeño.

Climas, espejos, bocinas y vestuario tuvo que venderlo para pagar la renta que aún debe de sus dos locales.

"Siempre tuve la visión de crecer y ahora prácticamente me estoy quedando sin nada", lamentó Gregorio.

Los múltiples cambios en el semáforo del coronavirus hicieron que los animadores de eventos permanezcan en expectativa de cuándo podrán reanudar actividades, ya que los casos confirmados de covid en el estado siguen en aumento.

Lo que hace aún más difícil que este sector vuelva a operar de manera normal, Gregorio sabe que el coronavirus no es un juego, pues desafortunadamente él al igual que su familia dio positivo a covid.

Por fortuna los síntomas no fueron severos y actualmente se mantiene en recuperación, por lo que ninguno de sus familiares tuvo que ser internado.

DIFÍCIL EL REGRESO A LA NUEVA NORMALIDAD EN VERACRUZ

Pese a que el estado de Veracruz había bajado al semáforo naranja a nivel nacional, el 6 de julio volvió a colocarse en rojo, debido a que los veracruzanos relajaron las medidas de sana distancia. 

Desde el mes de junio el estado de Veracruz se mantiene en los primeros cinco lugares a nivel nacional en números de muertos y contagios. 

En tan solo cuatro días el estado acumuló 903 casos confirmados a covid, desde el lunes 20 de julio hasta el último corte que fue este jueves 23, según datos de la Secretaría de Salud.

Hasta el momento el estado lleva un total de 18 mil 067 positivos y 2 mil 384 muerte.