Xalapa, Ver.- El consulado del Salvador denunció tortura y la detención ilegal de un ciudadano salvadoreño en Acayucan de parte de Ministerios Públicos de la Fiscalía Especializada Antisecuestro. La persona fue recluida en el penal de Coatzacoalcos por el presunto delito de secuestro.

Por lo anterior, la Comisión Estatal de Derechos Humanos emitió la recomendación 125/2020 en la que se pide a Verónica Hernández Giadáns, fiscal en Veracruz, inicie una investigación interna, diligente, imparcial y exhaustiva para individualizar la responsabilidad administrativa de los servidores públicos involucrados.

En la narración de la queja el salvadoreño informó que él llegó a Veracruz en julio del 2016, para junio del 2018 una persona, que no conocía ni de nombre ni de vista, le entregó un chip y le ordenó presentarse en el boulevard de Acayucan en determinada fecha y hora. Le amenazó con hacerle daño a su familia si no acudía al lugar. 

El salvadoreño arribó en un automóvil al punto, al lugar llegaron entre ocho y 10 personas vestidas de civil que lo rodearon en dos camionetas y le ordenaron bajarse. Jamás se identificaron como policías ministeriales, pero le exigieron información sobre un vehículo de supuestos secuestradores.

El migrante fue golpeado, tableado, recibió descargas eléctricas, y lo sumergieron en agua con la intención de que informara sobre el cobro del rescate de una persona que había sido privada de su libertad.

 

“Me preguntaban estos hombres que si yo era el que estaba esperando el dinero del secuestro en que parte del carro lo había guardado, que ellos habían visto que me lo habían dado; yo les respondí que no sabía nada y éstos me pegaban con la punta de los rifles que traían”, se lee en la recomendación.

 

El migrante fue retenido por varias horas en la Unidad Especializad de Combate al Secuestro, donde fue torturado, sin embargo, cuando los ministeriales confirmaron que no tenía información de los presuntos delincuentes los llevaron al penal Dupont Ostión de Coatzacoalcos, donde permanece recluido.

A su llegada el médico del Centro de Readaptación logró acreditar las lesiones del salvadoreño; al ser requeridos, la Fiscalía confirmó la detención, y jamás justificó el uso excesivo de la fuerza.

La CEDH sólo pidió que se investigue a los responsables de los hechos, y que se capacite al personal, se evitó recomendar la reparación del daño del migrante que fue acusado de pertenecer a las maras salvatruchas.

125/2020 by E-consulta Veracruz on Scribd