​En el sur de Veracruz, la gente ha vuelto a tomar medidas radicales por las cada vez más frecuentes fallas en el servicio de energía eléctrica.

Desde la noche del domingo, pobladores del ejido José F. Gutiérrez retuvieron a una cuadrilla de empleados de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) debido a la falta de electricidad.

Los inconformes cerraron el paso sobre la carretera a la empresa Tereftalatos con palos y piedras, ya que llevan más de tres días sin luz.

 

Ante la falta de respuesta de la CFE, la gente decidió retener a los trabajadores y no dejarlos ir hasta que les restablezcan el servicio.

Sin embargo, la empresa no ha respondido a las demandas ciudadanas y los empleados prácticamente fueron privados de su libertad.

Asimismo, en Nanchital y Moloacán la gente ha sufrido apagones por más de 12 horas durante los últimos días. Lo mismo ha ocurrido en Villa Allende; sin embargo, en esa localidad el problema está relacionado con el robo de cableado.

Hasta el momento, la CFE no ha emitido un comunicado oficial sobre los constantes apagones en el sur de la entidad.

Presencia MX / E-Consulta Veracruz