La Secretaría de la Función Pública (SFP) prohibió a cualquier dependencia de los tres órdenes de gobierno hacer negocios con las empresas Lomedic y Abastecedora de Insumos para la Salud (Abisalud), ligadas al exsuperdelegado de Jalisco, Carlos Lomelí.

En una circular publicada en el Diario Oficial de la Federación (DOF), la SFP informó que la prohibición es para las dependencias y entidades de la Administración Pública Federala las empresas productivas del Estadoasí como a las entidades federativasmunicipios y alcaldías de la Ciudad de México.

Detalló que concluyó los procedimientos administrativos iniciados a las empresas LOMEDIC S.A. DE C.V. y ABASTECEDORA DE INSUMOS PARA LA SALUD S.A. DE C.V.

Indicó que a partir del día siguiente al en que se publique la circular en el DOF y en CompraNet, las instancias antes mencionadas deberán abstenerse de aceptar propuestas o celebrar contratos con dichas personas morales, de manera directa o por interpósita persona, por el plazo de 30 meses.

Lo anterior, en el entendido que los contratos adjudicados y los que actualmente se tengan formalizados con la empresa LOMEDIC, S.A. DE C.V., así como con Abisalud, no quedarán comprendidos en la aplicación de esta circular, en términos del artículo 112, del Reglamento de la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público.

En caso de que, al día en que se cumpla el plazo de inhabilitación, las citadas empresas no hayan pagado las multas impuestas a través de la resolución del 17 de julio de 2020, la inhabilitación subsistirá hasta que se realice el pago correspondiente de la misma, lo anterior, con fundamento en lo previsto en el artículo 60, párrafo tercero, de la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público.

 

LOS ANTECEDENTES

 

Por falsear información, la Secretaría de la Función Pública inhabilitó en septiembre de 2019 por dos años y medio y sancionó con una multa de un millón 51 mil 500 pesos a dos empresas farmacéuticas que pertenecen a ex súperdelegado Carlos Lomelí.

Las empresas sancionadas son Lomedic, S.A de C.V y Laboratorios Solfrán, los cuales forman parte de las compañías de Lomelí.

La dependencia que encabeza Irma Eréndira Sandoval detectó que ambas compañías falsearon información al participar en contrataciones públicas.

"Las dos empresas manifestaron que no contaban con ningún integrante que fuera servidor público, cuando en realidad una persona que en ese momento era diputado federal era integrante de las mismas, lo que incumple con la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público", señaló la SFP.

 

LA RENUNCIA DE LOMELÍ

En julio de 2019, Lomelí renunció a su cargo de superdelegado en Jalisco.

Aunque el superdelegado Carlos Lomelí ha negado que la empresa Abastecedora de Insumos para la Salud (Abisalud) le pertenezca, se informó que tiene acceso a las cuentas bancarias que la farmacéutica tiene en Banorte y Banco Monex, de acuerdo con una investigación de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad.

De acuerdo con la organización, la información sobre las cuentas aperturadas en ambos bancos forma parte de la documentación que la Fiscalía del estado de Jalisco integró a la Carpeta 146/2019. Como resultado de esa indagatoria fueron vinculados a proceso directivos del Instituto de Pensiones del Estado de Jalisco (Ipejal) y a representantes de Abisalud, por los delitos de fraude y uso indebido de atribuciones y facultades en la adquisición de medicamentos a sobre precio.

Respecto a la cuenta en Banorte, ésta fue aperturada el 25 de enero de 2013, por José Hiram Torres Salcedo, actual regidor de Zapopan y entonces dueño de Abisalud. Destaca que en el registro de firmas autorizadas para disponer de los fondos aparecen Carlos Lomelí Bolaños y su esposa Karina Lucía Navarro Pérez. Además, como representante de la compañía figura Laura Elena Ortiz Rodríguez, administradora de Lomedic, empresa que el superdelegado reconoce como propia y de la que fue director general durante seis años.

El pasado 20 de junio, el presidente Andrés Manuel López Obrador confirmó que la Secretaría de la Función Pública investigaba al superdelegado de JaliscoCarlos Lomelí, y los contratos millonarios de sus empresas farmacéuticas con la actual administración.

Dos días antes, el 18 de ese mes, también se dio a conocer que el superdelegado de JaliscoCarlos Lomelí Bolaños, buscaba ser contratista de la administración de Andrés Manuel López Obrador en la megalicitación de medicinas que ha convocado la oficial mayor de Hacienda y Crédito Público.

Laboratorios Solfran, S.A., farmacéutica que el propio Lomelí reconoció como suya el mes pasado, presentó su carta de interés para participar en la compra consolidada de medicamentos del gobierno federal que podría decidirse en las próximas semanas.

De acuerdo con Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), Solfran es una de las empresas que busca quedarse con contratos de la compra consolidada de medicamentos, misma en la que la esposa del señalado como el eje detrás de una red de empresas farmacéuticas que venden a gobiernos, Karina Lucía Navarro Pérez, es accionista.

Según publicaciones periodísticas, Carlos Lomelí Bolaños, el superdelegado del gobierno federal en Jalisco ha tejido una extensa red de empresas que en los últimos 13 años le ha permitido obtener contratos por hasta 7 mil millones de pesos con 17 gobiernos estatales y el federal.

Documentos en poder del diario Reforma, revelaron que la red de Lomelí está integrada por 21 sociedades anónimas y tres sociedades y asociaciones civiles, y sus empresas han obtenido contratos con el IMSS, el ISSSTE, la Secretaría de Salud. Además de los Gobiernos de la Ciudad de México, Jalisco, Estado de México, Nayarit, Chihuahua, Veracruz, Sonora, Baja California Sur, Guanajuato, Querétaro, Sonora, Colima y Tabasco, entre otros.

El principal negocio de Lomelí es la distribución de medicamentos, pero también ha incursionado en bienes y raíces y la publicidad.

La red de Lomelí opera a través de familiares, funcionarios y socios vinculados con Morena.

 

RECHAZA HABER RECIBIDO DINERO DEL GOBIERNO

 

En mayo, el superdelegado afirmó que de manera "casi segura" sus empresas no han recibido dinero por parte del Gobierno Federal por lo que señaló de "falso" el reportaje de Mexicanos Contra la Corrupción.

En entrevista con Ciro Gómez Leyva, Lomelí rechazó tener relación con la empresa Abisalud, la cual ha vendido más de 164 millones de pesos al Gobierno Federal como lo señaló la organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), además de ser parte de una red de empresas que ha vendido medicamento al gobierno federal.

"Totalmente falsa...Estoy casi seguro que mis empresas farmacéuticas no han cobrado nada en el sexenio del presidente López Obrador", aseguró en entrevista con Ciro Gómez Leyva.

Con información de La Silla Rota