Xalapa, Ver.- Al menos una decena de médicos asignados a la primera línea de combate contra el SARS-CoV2 en Xalapa han renunciado debido a una dilación en el pago de sus salarios y a las condiciones laborales en el área de Urgencias del Centro de Alta Especialidad (CAE) y el Centro de Atención Médica Expandida (CAME-19) del Velódromo de Xalapa.

Al respecto, personal inconforme en la Secretaría de Salud (SS) reveló que los profesionistas mexicanos contratados para hacer frente a la pandemia "han esperado semanas" para recibir sus remuneraciones tras dar servicio en el Centro de Xalapa, que comenzó operaciones a inicios de julio.

“Es gente que está con contratos del Insabi (Instituto de Salud para el Bienestar); tanto en el Velódromo como en el CAE han tenido que aguardar semanas para que les regularicen sus pagos, y son los que están dando la cara ante el Covid", expuso un trabajador.

Dicho retraso contrasta con el trato ofrecido a los 108 médicos provenientes de la República de Cuba asalariados también por el Insabi para coadyuvar en las tareas en el CAE y en el CAME de la capital del Estado.

En ese sentido, los trabajadores sin paga añaden que la Secretaría de Salud otorgó hospedaje en hoteles a los profesionistas cubanos y un buen salario. Además, se procuró no exponer a los extranjeros en áreas de combate contra los pacientes con covid.

Los pagos para los foráneos fueron concertados por el Insabi previo a su arribo al país, situación diferente a la de trabajadores de la Secretaría de Salud sujetos a convenios "leoninos" que ni siquiera se están cumpliendo, describe un entrevistado inconforme por este trato desigual.

"Incluso los cubanos ya van de salida. No tuvieron problema de pago ni de exposición; a lo que voy: fueron muchos millones a los cubanos y la gente que está contratada aquí, con contratos leoninos, están chambeando y dando la cara por el Estado, pero aquí no les quieren pagar puntualmente y algunos están esperando, otros ya renunciaron".

LLEGAN LOS CUBANOS 

El 22 de mayo de 2020, un contingente de 108 médicos provenientes de la República de Cuba aterrizaron en el aeropuerto "Heriberto Jara Corona" en una aeronave de la Fuerza Área Mexicana.

De acuerdo con la propia Secretaría de Salud, los caribeños se trasladaron a la Ciudad Deportiva Leyes de Reforma, del puerto de Veracruz, en donde pernoctarían mientras colaboren con los profesionales mexicanos.
396017

Sin embargo, trascendió en medios de comunicación que a los extranjeros se les alojó en establecimientos de hospedaje. En su momento se cuestionó que los contratos del INSABI con los cubanos no son de acceso público, aunque hasta la fecha este tema sigue sin transparentarse.

Por un lado, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE)negó en el área de Transparencia celebrar convenios con los médicos de Cuba, mientras el Gobernador Cuitláhuac García Jiménez dijo públicamente que sí existió un convenio, pero con la Embajada de Cuba en México.

De hecho, en entrevista con la televisión pública estatal, García Jiménez señaló a los médicos veracruzanos por negarse a trabajar en la pandemia y, por lo tanto, justificó la contratación de personal extranjero especializado.

“Ante eso ¿qué haces? No tienes médicos, unos se resisten, pero muy poquitos, mínimo, ni el 1 por ciento se resistió; yo soy el responsable de la atención de Salud y tengo que buscar (la solución). Aquí en Veracruz estaban promoviendo los amparos, pero no médicos, eran unos que se hacían como representantes de los médicos que engatusaron a algunos para que se ampararan y les admitieron el amparo”.

Sin embargo, solicitando anonimato el personal de la dependencia expone que debido a la omisión de la Secretaría de Salud para proteger a sus propios empleados hasta el momento diez médicos del Velódromo y del área de Urgencias del Centro de Alta Especialidad renunciaron a continuar en la primera línea de combate, al ser mucho riesgo y considerar que no se valora su empleo.

DESCUIDA SS A SU PERSONAL

Además, un médico entrevistado advierte que la Secretaría de Salud no aplica al interior de sus espacios el rompimiento de cadenas de transmisión, esto, tras los contagios confirmados en las oficinas centrales yen Jurisdicción Sanitaria en donde se han disparado las transmisiones entre el personal; aunado al posterior retorno del personal supuestamente recuperado a sus centros de trabajo.

"Se llaman cerco de control epidemiológico y rompimiento de cadenas de transmisión y los tienen en un solo espacio y donde no pueda haber más de diez gentes y solo en los directivos, (...) están dejando que se propicie deliberadamente, les dicen 'ustedes trabajen'", dijo el entrevistado, quien explicó que tan solo en la plantilla del Centro de Cancerología se calculan que 80 trabajadores contrajeron el virus.

Otra cuestión es que con la desaparición de la Subsecretaría de Salud en la entidad la dependencia destinó cerca de 15 trabajadores del área de Comunicación Social, en una función no prioritaria que está significando una erogación que bien podría servir para contratar a médicos o comprar insumos.

"Están ganando buenos sueldos, cobrando puntualmente en una función que no es importante, en un área que no debería de existir", planteó.

Anteriormente, en entrevista el epidemiólogo y académico dela Universidad Veracruzana Mauricio Fidel Mendoza González, advirtió del agotamiento del personal de los Centros de Atención Médica Expandida del Velódromo de Xalapa y el Centro de Raqueta de Veracruz.

La falta de personal de Salud para atender la emergencia y el agotamiento lógico que provoca entre los trabajadores las duras jornadas deriva en que pueden cometer errores, tanto en la atención como en sus propias medidas de protección “y por lo cual, se cae en círculos viciosos”.

En entrevista con E-Consulta Veracruz, Mauricio Mendoza alertó que de parte de la autoridad no existe reciprocidad para el personal de Salud y sus demandas, por ello la necesidad de los trabajadores de solicitar amparos ante la justicia federal y hacer valer sus Derechos laborales.

A esto añadió que la Secretaría de Salud descuida otros padecimientos distintos al coronavirus: dengue, infartos, partos de alto riesgo, fracturas y violencia. 

Además, la operación de los CAME genera la falsa idea de una mayor cantidad de camas covid-19 en el Estado, cuando no es así.

"Muchos hospitales no dan para crecer más y no cuentan los elementos, y la medida no es tener más respiradores, el personal de Salud ya está agotado, no hay quien atienda a esos pacientes: no es solo ampliar lo que se requiere ante esta larga pandemia sino ampliar todo con equipo y personal".