Xalapa, Ver.- Vecinos de la colonia Reserva 2, en la ciudad de Veracruz, denunciaron un caso de maltrato infantil y omisión de cuidados, cuando hicieron circular fotografías de una niña que presentaba rasgos de descuido.

"Amigos de la ciudad de Veracruz y alrededores. Hago esta publicación porque quiero pedirles su ayuda. Esta bebé, la cual su madre es drogadicta, vive en estado crítico. Obvio no se hace cargo de la niña, no está registrada, no tiene servicio médico, no tiene higiene personal", publicó una usuaria a través de redes sociales, a petición de una vecina.

Las imágenes fueron verificadas por una de las vecinas de la calle donde habita la menor, quien declaró a E-Consulta Veracruz que se trata de una niña de no más de dos años que es atendida con regularidad por los propios vecinos.

La niña es identificada como Miselia Irene, con residencia en la Colonia Reserva de Tarimoya 2, vive con su madre, una joven de 18 años de edad llamada Lucero y su abuela.

La entrevistada relató que es común ver a la niña en la calle, con su pañal sucio y pidiendo comida, por lo que vecinas de la zona son quienes se encargan de dar atención a la niña.

"Varias vecinas hemos atendido a la niña cuando la vemos en la calle, en lo personal le he dado de comer, la he limpiado y le he cambiado el pañal, porque siempre anda sucia, hace poco la llevé al Hospital porque se enfermó y a la mamá no le importó, ahí supe que no tenía acta de nacimiento"

La directora del DIF Municipal de Veracruz, Yamitleth Herrera Díaz, informó que el lunes 3 de agosto se visitó el domicilio de la niña para verificar la autenticidad de la denuncia que fue presentada en redes sociales.

Señaló que no se encontró a la menor ni a la madre, pero con la recopilación de testimonios de vecinos se procedió a entregar un citatorio en la vivienda para que se presentaran en las oficinas del organismo.

Este miércoles 5 de agosto, al cumplirse el plazo establecido antes de iniciar un procedimiento sancionatorio, la madre acudió con la menor a la sede del Sistema DIF.

Las autoridades pudieron constatar que existía un caso de omisión de cuidados en el aspecto de higiene para la menor, sin embargo, se descartó que existieran signos de violencia física o abuso infantil.

Del mismo modo, se comprobó que la niña no se encuentra asentada ante el Registro Civil, a pesar de contar con un año y 9 meses de edad.

Por el contrario, la niña presentó un óptimo estado de salud, lo que descarta que no reciba una alimentación correcta, detalló Yamitleth Herrera Díaz.

La funcionaria señaló que la situación en la que vive la niña puede tratarse de un tema de falta de recursos económicos, por lo que el DIF inscribió a la menor al padrón de beneficiarios para la entrega de apoyos alimentarios y pañales.

Sin embargo, se abrió un proceso de seguimiento a través del área de trabajo social para realizar visitas periódicas y aleatorias a la vivienda de la menor, para garantizar que no se incurra nuevamente en alguna falta.

Herrera Díaz agradeció que el caso haya sido denunciado a través de redes sociales por vecinos, ya que permitió que la situación de la menor fuera atendida, antes de que pudiera poner en riesgo su vida.