Veracruz, Ver.- La Fiscalía General de la República (FGR) infirmó que el exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya Austin, reveló que el proyecto Etileno XXI en Veracruz, fue favorecido por el gobierno de Enrique Peña Nieto, a través de una trama de sobornos y precios preferenciales de insumos.

Etileno XXI es fue un megaproyecto petroquímico construido y operado en el municipio de Nanchital, al sur del estado de Veracruz, por el consorcio de las empresas Braskem -la brasileña Odebrecht- y la empresa mexicana Idesa.

De acuerdo con el testimonio que rindió Lozoya Austin a la FGR, entre la serie de sobornos que involucran a Odebrecht y el gobierno federal anterior, se encuentra Etileno XXI.

“Eso fue durante la administración anterior, en ese caso específico él señala que también hubo una serie de beneficios de carácter económico a favor de esa empresa, que también está vinculada con una empresa mexicana que es socia de Odebretch y ahí también se les dieron una serie de privilegios en los insumos en donde el Gobierno Federal tuvo pérdidas muy graves”, declaró el fiscal General, Alejandro Gertz Manero.

Según lo relatado el expresidente Enrique Peña y su entonces secretario de Hacienda, Luis Videgaray, le giraron instrucciones para entregar 84 millones de pesos a varios legisladores federales y el secretario de Finanzas de un partido político, para la autorización del proyecto presentado por Odebrecht y su filial mexicana.

Gertz Manero detalló que se abrió una carpeta de investigación para realizar las primeras diligencias sobre la trama de sobornos que desmenuzó Emilio Lozoya, ente los que se encuentra el proyecto en Veracruz.

El fiscal precisó que el exdirector de Pemex afirmó contar con cuatro testigos, recibos y un vídeo, además de que no descartó que en de ser necesario se llame a declarar a los exfuncionarios señalados.

Qué es Etileno XXI y qué relación tiene con Duarte

El proyecto Etileno XXI fue anunciado por Braskem-Idesa con una inversión de 5 mil 200 millones de dólares. Su construcción inició en el 2011, todavía en el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa y, en medio de inconsistencias, tuvo continuidad en la administración de Enrique Peña Nieto.

El exgobernador Javier Duarte de Ochoa, sentenciado a 9 años de prisión en el reclusorio Norte de la Ciudad de México, se presumió como promotor del proyecto desde que participó como titular de la Secretaría de Finanzas y Planeación en el gobierno de Fidel Herrera y luego como gobernador, desde donde afirmó brindó todas las facilidades para que fuera construida.

Días antes de la apertura de la planta, Duarte de Ochoa posó en una fotografía a lado de Marcelo Odebretch, con quien se reunió en privado en un hotel del malecón de la ciudad de Veracruz; meses antes de que el empresario brasileño fuera aprehendido en su país de origen.

Para alcanzar las metas de producción, Etileno XXI requería que Pemex les suministrara 66 mil barriles diarios de etano a “precios preferenciales”, a lo que la paraestatal accedió argumentando que era capaz de suministrar su excedente y a cambio generaría ahorros eliminando la importación de polietileno.

Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) exhibió que Petróleos Mexicanos (Pemex) acumuló dos años de pérdidas por 3 mil 642 millones de pesos por vender gas etano, debajo de su costo real, a la planta de Etileno XXI.

La Auditoría Superior de la Federación, en su informe de resultado de la fiscalización de la Cuenta Pública 2017, reportó que las pérdidas se multiplicado porque Pemex negoció desde 2010, durante el gobierno de Felipe Calderón, y en la recta final del gobierno de Fidel Herrera Beltrán, un contrato ventajoso a 20 años para la sociedad Braskem-Idesa, el cual fue ratificado durante el sexenio de Enrique Peña Nieto.

Pese a las ventajas que se concedieron a la empresa subsidiaria de Odebrecht, Etileno XXI es calificada como una planta que hasta ahora no ha alcanzado sus metas de producción y cuyo proceso de liquidación estaría cercano, lo que confirmaría su fracaso en medio de las sospechas de corrupción.