Xalapa, Ver.- Luego de cobrar un adeudo de más de 2 millones de pesos al Gobierno de Cuitláhuac García Jiménez, el exsecretario de Turismo y Cultura Harry Grappa Guzmán, se niega a saldar 8 millones 500 mil pesos por concepto de multa y reparación del daño a la administración pública de Veracruz.

En el primer año de ejercicio de la actual administración estatal, la Secretaría de Finanzas y Planeación de Veracruz (Sefiplan) pagó 2 millones 62 mil 401 pesos y sesenta centavos a la empresa “Centro de Reservaciones Internacionales S.A. de C.V.”, de la cual el excolaborador de Javier Duarte de Ochoa destaca como accionista mayoritario en el acta constitutiva.

Los pasivos finiquitados por el actual Gobierno provienen de servicios contratados a la empresa familiar durante la administración de Javier Duarte, de la que formó parte desde octubre de 2012 hasta finales de 2016.

El empresario del sector turístico siempre negó desvíos de recursos durante su paso por la administración pública, sin embargo sus dichos quedaron en evidencia después de que se comprobó que asignó contratos millonarios a una empresa “fantasma”.

Grappa Guzmán fue sentenciado por el Tribunal Estatal de Justicia Administrativa (TEJAV) a resarcir 5.5 millones de pesos por daño patrimonial y una multa de 3 millones 25 mil pesos por incumplir con su responsabilidad al entregar dinero público a una empresa que carecía de domicilio fiscal.

En su última comparecencia ante el Congreso local, el entonces titular de Turismo admitió que adquirió una casa en Woodlands, Texas, la villa donde adquirieron bienes raíces los colaboradores de Duarte, pero afirmó que lo hizo por cuestiones familiares y así se lo permitían sus ingresos.

COBRA RAZAGOS DE DUARTE

En cuanto al adeudo de Sefiplan con “Centro de Reservaciones Internacionales”, el Coordinador General de Comunicación Social Iván Joseph Luna Landa reveló que una negociación del Gobierno con la empresa de Harry Grappa condujo a solo pagar un 60 por ciento de lo reclamado por la familia del extitular de Turismo.

Luna Landa agregó que dicho finiquito procedió a partir de una sentencia a favor de “Centro de Reservaciones Internacionales”, después de que la administración pública de Veracruz “dejó de pagarles por un tiempo”.

“Nosotros hicimos ese pago por una sentencia de un área fiscal y todavía entramos a una negociación y quitamos el 40 por ciento del pago y por lo tanto quedó en ese monto”, aclaró Iván Luna en su comparecencia ante el Congreso del Estado el 6  de Diciembre de 2019.

Es decir, la empresa de Harry Grappa (y en la cual participan sus hermanas Adriana y Concepción como accionistas minoritarias) reclamó al Gobierno un pago de más de 4 millones de pesos, el cual se negoció a solo 2.062 millones de pesos.

TEJAV APLICA SENTENCIA

Sin embargo, el 28 de noviembre de 2018, al final del bienio de Miguel Ángel Yunes Linares, se registró la resolución del Juicio Contencioso Administrativo 273/2018 en el TEJAV, fallo que obligó al exsecretario de Turismo y Cultura, Harry Grappa Guzmán y a un subordinado a pagar una suma de 8 millones 525 mil pesos por incurrir en responsabilidades relacionadas con el servicio público.

Lo anterior, luego de que durante su ejercicio, la SECTUR contrató los servicios de la empresa “fantasma” Campimend Comercializadora S.A. de C.V, la cual fue incluida en el catálogo del Sistema de Administración Tributaria como “persona moral no localizada”, es decir, que carecía de activos, personal, infraestructura o capacidad material para prestar servicios.

Además, no existía evidencia física, documental o material de los servicios proporcionados por Campimend Comercializadora; sumado a que el contrato con dicha razón social se asignó por adjudicación directa o sin licitación, contrario a lo dispuesto por el Código Financiero para el Estado de Veracruz.

La sentencia del TEJAV determina que Harry Grappa pagará 8.5 millones de pesos por dos conceptos, el primero, una multa por 3 millones 025 mil pesos por contratar a empresas “fachada” y una reparación del daño patrimonial por 5.5 millones de pesos.

En el caso de Campimend Comercializadora S.A. de C.V, facturó irregularmente a la Secretaría de Turismo el “Diseño y producción de carros alegóricos por temática autorizada”, según detectó el Órgano de Fiscalización Superior (Orfis).

Aunque el TEJAV emitió dicho fallo desde noviembre de 2018, Grappa Guzmán se niega a pagar el monto requerido e incluso promovió, sin éxito, un amparo para no liquidar ni la sanción ni la reparación del daño.

El pasado 27 de julio, Grappa Guzmán promovió un nuevo recurso de queja contra la sentencia del TEJAV ante el Primer Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Séptimo Circuito, con residencia en Boca del Río.

De la sentencia del citado órgano jurisdiccional se determinará si Grappa Guzmán liquida el monto fijado por el TEJAV, o de lo contrario, nuevamente evade dicha responsabilidad.

LOS NEGOCIOS DE GRAPPA

El 13 de noviembre de 2019, la Unidad de Transparencia de la Sefiplan respondió la solicitud de información 05607519 promovida por diputados de oposición en el Congreso, en la cual requirieron datos de los proveedores de la Coordinación General de Comunicación Social que hayan recibido recursos públicos por órdenes de pago de parte de la Tesorería.

En la lista de 47 proveedores que entregó la Tesorera de Sefiplan María Esther Reyes González se incluyó a “Centro de Reservaciones Internacionales”, propiedad de Harry Grappa, que reclamó un pago de 2 millones 062 mil 401 pesos.

En su comparecencia ante el Congreso del Estado, el 9 de noviembre de 2019, el Coordinador General de Comunicación Social, Iván Joseph Luna Landa admitió que se hizo el pago de adeudo a la empresa de Grappa Guzmán.
Mas el servidor descartó en ese entonces que la administración de Cuitláhuac García haya firmado un contrato con empresas vinculadas a exfuncionarios de gobiernos anteriores.

Lo que se hizo, justificó, es que se pagó por orden de un juzgado toda vez que la administración estatal había dejado de pagar a la citada proveedora.

Luna Landa agregó que se pagaron 2.062 millones de pesos luego de que Sefiplan negoció con “Centro de Reservaciones Internacionales” para descontar un 40 por ciento del monto final del adeudo, que ascendía a más de 4 millones de pesos.

Cabe destacar que el Órgano de Fiscalización Superior (Orfis) detectó en 2016 un adeudo de 27 mil 835 pesos de la empresa propiedad de Harry Grappa con el fideicomiso del Centro de Convenciones y Exposiciones de Veracruz, A.C.
Además la revisión de la cuenta pública 2016 reveló que el fideicomiso operador de Expover no exhibió evidencia de las acciones para cobrar el pendiente con “Centro de Reservaciones Internacionales”.

RESISTENCIA A PAGAR

El 30 de abril de 2018, tanto Harry Grappa como Guillermo Herrera impugnaron la resolución del Órgano de Fiscalización Superior (ORFIS) en el que determina un daño patrimonial en las finanzas de la Sectur al contratar a empresas “fachada”.

Los exservidores impugnaron que la resolución carece de la debida fundamentación y motivación en la medida en que no se realizó un análisis del procedimiento administrativo en su totalidad.

Además, que el Orfis tampoco analizó el informe técnico presentado por la empresa “Campimend Comercializadora” S.A. de C.V., señalada de ser “empresa fantasma”.

En respuesta el Órgano de Fiscalización alegó que sí atendió los agravios expuestos en el recurso de reconsideración formulado por Grappa Guzmán.

El ente fiscalizador añadió que también analizó el material probatorio aportado y que los pliegos de observaciones fueron debidamente notificados a los ahora actores.

A la vez el Orfis enfatizó que los inconformes formularon agravios y ofrecieron documentos que ya habían sido analizados y valorados previamente.

Recientemente, con fecha 27 de julio de 2020, Harry Grappa presentó el oficio 392, para presentar su inconformidad ante la Secretaria de Acuerdos del Segundo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Séptimo Circuito, con residencia en Boca del Río.

Al declararse imposibilitado legalmente para conocer por turno del recurso de queja interpuesto, se determinó enviarlo al Primer Tribunal Colegiado en Materia de Administrativa del Séptimo Circuito, con residencia en Boca del Río, Veracruz.