Veracruz, Ver.- En la calle Esteban Morales del Centro Histórico de la ciudad se encuentra Fajas Sulvarán, desde hace 25 años el negocio sobrevivió a las peores crisis económicas, la pandemia por covid-19 no sería la excepción, aseguró Vania, una de las propietarias.

Fue hace una semana que decidió volver a abrir, después de cuatro meses de permanecer cerrado por la emergencia sanitaria del covid-19. Con todos los protocolos que las autoridades sanitarias le exigían cuando comenzó una nueva normalidad.

En esta nueva normalidad, los tapetes sanitizantes, los empleados con caretas y guantes reciben a los clientes que se adentran con cubrebocas, requisito obligatorio para poder entrar a estos establecimientos.

Los cambios que aplicó Vania se notan en los aparadores de los comercios, con barreras de acrílico y cintas de seguridad que dividen los espacios para garantizar la sana distancia.

Cuando se enteró que los negocios no esenciales tendrían que cerrar como medida de seguridad para controlar la propagación del virus, la preocupación comenzó a invadir a Vania.

"Las cuentas que están al día, los créditos bancarios, mis proveedores, servicios, la casa, todo lo que se debe y te preguntas cómo lo vas a resolver", dijo Vania.

Durante la cuarentena para no perder a sus clientes y generar algo de ingresos, implementó el servicio a domicilio, con todo el equipo de seguridad para atender a sus clientes se dirigía hasta sus hogares para ofrecer sus productos.

Aunque no le generaba las mismas ganancias la ayudó a sobrevivir el tiempo que el negocio estuvo inactivo.

"Si en un día en mi negocio vendía 20 fajas reduje a seis (...), había días en los que no tenía venta", aseguró.

La pérdida mensual que la suspensión de actividades causó al negocio de Vania fue entre 40 y 50 mil pesos y redujo sus ventas hasta 60 por ciento.

La nueva normalidad le costó a Vania 15 mil pesos

Para volver a abrir su negocio Vania tuvo que asesorarse en la Jurisdicción Sanitaria, ya que los requisitos de la nueva normalidad exigían cambios radicales.

La modificación de espacios y la compra de gel antibacterial, acrílico para las vitrinas, instalación de señalizaciones y herramientas para mantener limpio el lugar ascendió a 15 mil pesos.

Aunado a esto, tuvo que pagar los servicios de agua y luz, los cuales no fueron condonados, mientras que por fortuna la persona que le renta el espacio le dio prórroga para pagar la renta del local, afirmó Vania.

"Adaptarse o morir, porque finalmente no te van a dejar abrir, en algún punto la Secretaría de Salud va a pasar a todos los negocios a verificar que se cumplan todas las medidas. Si quieres que tu negocio sobreviva tienes que acatar todas las reglas", dijo Vania.

Ella está consiente que esta situación no pasará de inmediato, por eso aseguró que no pueden bajar la guardia y evitar alguna multa o suspensión de su local, como ya en otras ocasiones sucedió.

Comercios no esenciales abren en Veracruz

En el mes de junio las autoridades municipales hicieron un operativo en el Centro Histórico para cerrar los negocios no esenciales que se negaban a cerrar, pese a la restricción por la pandemia.

Sin embargo, este 14 de agosto el alcalde de Veracruz, Fernando Yunes Márquez anunció la reapertura de los negocios no esenciales, con el fin de reactivar la economía del municipio, pese a las restricciones impuestas por parte del Gobierno del Estado.

Estos negocios deberán contar con filtros sanitarios y las medidas de seguridad con la finalidad de evitar los contagios del covid-19, al igual que reducir el aforo de personas dentro de los locales.

De la misma forma, Yunes Márquez suspendió el cierre de vialidades, tras el argumento de que no servían de nada.

Mientras que, el secretario de Gobierno, Eric Cisneros Burgos, advirtió que se podría recurrir a acciones legales para que el alcalde de Veracruz cumpliera con las medidas impuestas en los decretos publicados en la Gaceta Oficial del Estado.

Lo anterior debido a que el municipio de Veracruz encabeza la lista de localidades con más casos de covid-19 con 5 mil 841 positivos y 741 defunciones, según datos del Boletín Epidemiológico de la Secretaría de Salud.

Por otro lado, según datos de la Cámara Nacional de Comercios en Veracruz (CANACO), el municipio de Veracruz registró el cierre de 4 mil 500 negocios, que bajaron sus cortinas en el primer cuadro de la ciudad como resultado de la pandemia por el covid.