Xalapa. Ver.- Desde hace 21 meses la dirigencia de Morena en Veracruz está acéfala. Los grupos al interior del partido Movimiento Regeneración Nacional mantienen una disputa por tomar el control en la entidad, afectando -incluso- la vida institucional.

En febrero del 2019, llegó a la entidad Hugo Alberto Martínez Lino, nombrado por Alfonso Ramírez Cuellar, presidente interino de Morena, como delegado en funciones de presidente del Comité Ejecutivo Estatal en Veracruz. En su discurso de presentación hizo un llamado a la unidad a las corrientes del partido de izquierda. 

El 20 de agosto magistrados federales ordenaron que el Instituto Nacional Electoral (INE) realice la encuesta para la elección del líder nacional del partido de izquierda, en la que se prevé la participación de Mario Delgado, Bertha Luján y Alejandro Rojas.

El resultado de ese proceso electivo tendrá un impacto en 14 estados, entre ellos Veracruz, uno de los más importantes al ser el tercer padrón electoral más grande en todo el país.

Los escenarios para la entidad, una vez que se dé la elección nacional en la que participarán militantes y simpatizantes, son dos: que el nuevo líder ratifique a Hugo Alberto Martínez Lino como delegado en funciones de presidente, o nombre a un nuevo dirigente en Veracruz.

La importancia de un liderazgo en la entidad radica en que el encargado de la dirigencia estatal será el responsable de “palomear” las candidaturas para el proceso electoral 2021, cuando se renovarán las 212 alcaldías y las 50 diputaciones locales. 

Los nombres de Gonzalo Vicencio, Secretario General de Morena, Juan Humberto Pérez Bernabe, diputado federal del distrito de Papantla; y Esteban Ramírez Zepeta, exjefe de la Oficina del Gobernador Cuitláhuac García Jiménez, se han mencionado como aspirantes a la dirigencia y posibles sucesores de Martínez Lino. 

Además, de validar a los candidatos, la dirigencia en Veracruz tendrá que buscar la unidad con miras a ganar -por méritos propios y ya no por el efecto AMLO- el mayor número de alcaldías y diputaciones la elección de junio del 2021.

Dirigencia de Morena sin rumbo

En diciembre del 2018, Manuel Huerta Ladrón de Guevara renunció a la dirigencia estatal para asumir la titularidad de la delegación del Gobierno Federal, el potencial nombramiento lo hizo ganarse el mote de “vicegobernador”.

Un mes antes, en noviembre del 2018, venció su periodo de nombramiento, sin embargo, el cambio en el gobierno federal llevó a aplazar el proceso interno y la Presidencia del Comité Estatal se quedó acéfala.

Para que se diera el proceso interno era necesario que la Comisión de Honestidad y Justicia, y la Comisión Nacional de Elecciones del partido, convocara a la renovación de los órganos de dirección, pero no ocurrió.

Delegado en funciones de presidente hace llamado de unidad

Para febrero del 2019, se presentó a Hugo Alberto Martínez Lino, delegado en funciones de presidente del Comité Ejecutivo Estatal de Morena en Veracruz.

Al evento político, que se realizó en la dirigencia estatal, sólo llegaron cuatro diputados locales y el entonces delegado federal Manuel Huerta. En su discurso hizo un llamado a la unidad a los grupos políticos en Veracruz, les pidió cerrar filas en torno a la figura del Gobernador Cuitláhuac García.

En entrevista, luego del proceso entrega-recepción de las oficinas en la entidad, les recordó a los militantes que todos están en el “mismo barco”.

La manera de resolver el divisionismo en el Congreso es buscando el diálogo con todos los actores, “no vengo a descubrir el hilo negro”, declaró a los medios de comunicación.

Un día antes de su llegada -el viernes 22- tres diputados de la fracción de Morena presentaron su renuncia a dicho grupo parlamentario e integraron una nueva mini fracción.

Tras la llegada del “presidente en funciones” los diputados “rebeldes” Magdaleno Rosales, Nahúm Álvarez Pellico y Jessica Ramírez determinaron quedarse en el grupo mayoritario de la 65 Legislatura.

Grupos de Morena deben cerrar filas para el proceso 2021

En entrevista, el diputado local Juan Javier Gómez Cazarín -quien apoya a Esteban Ramírez Zepeta- y el federal Juan Humberto Pérez Bernabe, quien busca ser el líder estatal, reconocieron que tras la elección nacional todos los grupos de Morena se tendrán que unir.

La intención, comentaron, es lograr crear la estructura electoral para cuidar el voto y para invitar a los ciudadanos a salir a las urnas en junio del 2021, en apoyo al proyecto de la Cuarta Transformación.

Después de la renovación de la dirigencia nacional se dará la unidad: Cazarín 
El coordinador de Morena en la 65 Legislatura, Juan Javier Gómez Cazarín aseguró que no hay divisionismo, si bien hay grupos que han externado su simpatía por alguno de los tres aspirantes, saben que tras la renovación de la dirigencia nacional tendrán que ponerse a trabajar rumbo a la elección del año próximo.

“Sabemos que ahorita en este tema (renovación de la dirigencia) cada uno va a decidir por la persona que crea que pueda llevar bien las riendas del partido de Morena; luego nos vamos a unir todos para apoyar el proyecto de transformación”.

El diputado local planteó que desde Morena asumió la responsabilidad del gobierno y el control en la 65 legislatura -por su mayoría- todos los han querido dividir, sin embargo, están unidos y en el 2021 el partido de izquierda ganará la mayoría.

Muchos de los aspirantes a candidatos se han acercado a su partido para ser postulados, por lo que tendrán que ser cuidadosos del proceso de selección y deberán emitir reglas que permitan competir en condiciones de igualdad a ciudadanos y a la militancia de Morena.

Corrientes deben cerrar filas en torno a AMLO

Por su parte el diputado federal, Juan Humberto Pérez Bernabe, consideró que. tras la elección de la dirigencia nacional, que incluye la Presidencia, la Secretaria General y la de Finanzas, se tendrá que ponerse en las entidades federativas.

“Ante la ausencia de un mecanismo, por el tiempo que no va a dar, se tendrán que definir las acciones en las 14 dirigencias que están acéfalas, que es uno: ratificar a Martínez Lino, que fue nombrado por la dirección interina; o hacer un nuevo planteamiento. Yo como aspirante veo muy difícil que haya un mecanismo diverso”.

Y es que dijo, urge crear la estructura de promoción y defensa del voto, atribución del comité estatal. 

El legislador del distrito de Papantla comentó que tras la renovación de la dirigencia todas las corrientes de Morena tendrán que cerrar filas en torno al presidente y acatar su instrucción, pues todos los que hoy tienen un puesto público o de elección, y que buscarán la reelección o la alcaldía, están ahí por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Y aquel que no entienda que fue AMLO quien creó el movimiento y anteponga su interés personal o de grupo a la Cuarta Transformación, sólo va a generar ingobernabilidad e insurrección al interior de Morena en Veracruz.

La trayectoria de los candidatos 

Gonzalo Vicencio Flores es Secretario General de Morena. También es esposo de Guadalupe Argüelles, extitular de la Secretaría del Trabajo, Previsión Social y Productividad (STPSyP), renunció al cargo luego de la detención de su hijo, quien además de manejar una unidad de la dependencia estatal, presuntamente, portaba droga.

La funcionaria estatal también estuvo en el ojo del huracán cuando trascendió a los medios el nombramiento de su hija Quetzalli Cárdenas Argüelles; su yerno Jonathan Antonio Martínez Zamora; a sus hermanos Nahúm Argüelles Lozano y Juan Argüelles Lozano y a su sobrino Adair Aguirre Calte, en la estructura de la STPSyP. 

Nombramientos que tuvo que revocar ante las críticas desde la oficina del gobernador, por el conflicto de interés. Dejó el cargo el 29 de abril.
Esteban Ramírez Zepeta, es originario de las Choapas, inició en la política al lado del gobernador Cuitláhuac García Jiménez, se desempeñó como jefe de la Oficina del Gobernador, presentó su renuncia el 20 de abril.

Dejó la administración pública estatal para contender por la dirigencia estatal, cuenta con el respaldo de la mayoría de los diputados locales, y de palacio de gobierno.

Finalmente, Juan Humberto Pérez Bernabe, fue alcalde y Síndico de Gutiérrez Zamora; Secretario de Desarrollo Urbano de Papantla. Actualmente se desempeña como diputado federal.