Veracruz, Ver. - El presidente del Comité Directivo Estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en Veracruz, Marlon Ramírez Marín, demandó al Gobierno Federal concluir la inversión pactada de 31 mil millones de pesos por la ampliación del puerto de Veracruz.

Esto generaría 40 mil empleos directos y 100 mil empleos indirectos, aseguró el dirigente en conferencia de prensa desde un hotel en el centro de la ciudad portuaria.

Añadió que, de los 31 mil millones de pesos, solo se han invertido 8.4 mil millones de pesos, por lo que la Federación tiene pendiente más de 21 mil millones de pesos.

#EnVivo Conferencia de Prensa:

Publicada por Marlon Ramírez Marín en Lunes, 24 de agosto de 2020

En la conferencia Marlon Ramírez criticó la intención del Gobierno Federal para intervenir la Administración Portuaria Integral de Veracruz (Apiver), con el argumento de que "no le retribuye" nada al Gobierno del Estado.

"El problema no es económico, el problema es que no le retribuye nada a él, eso es el problema y vemos con preocupación que con esta intención de revocar la concesión es dejar de invertir los 31 mil millones de pesos en la ampliación del puerto", planteó.

Al no haber inversión, Marlon Ramírez previó que el puerto de Veracruz se va a "estancar" siendo uno de los motores de la economía de la entidad y del país.

Explicó que el puerto de Veracruz genera ingresos anuales por 10 mil 920 millones de pesos, de los cuales mil millones de pesos "se le quedan" al Estado de Veracruz.

"Y esto representa empleos, consumos, servicios, una gran cantidad de dinero en medio de la crisis económica, política y financiera", indicó.

Ramírez Marín observó que en el contexto de la pandemia, de mayo a julio la región de Veracruz y Boca del Río perdieron al menos mil 960 empleos.

Apuntó que gracias a la actividad del puerto de Veracruz, el municipio ha logrado mantener una "estabilidad" en su economía local y de los municipios de Boca del Río, La Antigua, Medellín y Alvarado.

Sin embargo, el líder priísta enfatizó que las encuestas al respecto revelan que los ciudadanos no confían en que el Gobierno de Veracruz realice una adecuada recuperación de la economía.