Veracruz, Ver.- Bernardo Carrillo Collado, encargado del restaurante Tiburón Chino, ofreció espacio en el establecimiento para los estudiantes de todos los niveles educativos con dificultades para acceder a internet desde sus casas.

La iniciativa busca que los estudiantes continúen sus estudios en medio de la pandemia, brindando el servicio que requieren sin necesidad de realizar un consumo mínimo.

Carrillo Collado dijo que la pandemia es una crisis de la que la sociedad debe salir delante de manera conjunta, motivo por el que se decidió iniciar esta campaña a la que invita a otros restaurantes de la zona conurbada Veracruz-Boca del Río.

"No tuvo otra intención más que, en verdad, si la gente lo necesitaba. Varias personas de mis clientes son estudiantes y agarramos la onda que a veces necesitan usar el internet e ir a un restaurante es consumir, entonces les dimos la opción de que pueden venir, utilizar el internet sin hacer consumo alguno", declaró.

El restaurante Tiburón Chino se encuentra ubicado en la avenida Paseo Martí 380, entre Magallanes y Alaminos, tiene una capacidad de 20 mesas para apoyar a los alumnos que requieran el apoyo, agregó el encargado del negocio.

En ese sentido, señaló que ofrecer las mesas no representa ningún tipo de gasto para su negocio, debido a que estas son un espacio que está inhabilitado porque la mayor parte del servicio que ofrece actualmente es a domicilio.

La única recomendación para los alumnos es que acaten las recomendaciones de la secretaría de Salud que se implementan en el restaurante, conservar la sana distancia, el uso de cubrebocas y gel antibacterial.

El restaurantero indicó que a pesar de la pandemia ha seguido operando para sacar los gastos de mantenimiento del establecimiento y la nómina de los empleados.

"Tomando en cuenta que gran parte de nuestro servicio es a domicilio, pues tenemos las mesas desocupadas, de cualquier forma, tenemos todo en operación y es una forma de darle uso a las mesas, que nada nos quita"

Al ver la iniciativa, un cliente se acercó para sumarse al apoyo a los estudiantes, pidiendo que le entregara un vaso de agua de fruta a cualquier alumno que acudiera, a cambio él pagaría la suma total al finalizar la semana.

Carrillo Collado espera que esta iniciativa se replique en otros restaurantes, ya que de esta forma se podría ayudar a más niños y jóvenes sin acceso a internet en sus hogares.

"Si esto se copia en los restaurantes de toda la ciudad sí va ser un apoyo porque lo ideal es que un estudiante pueda acudir al restaurante más cercano o al negocio más cercano y le echen la mano".

Con similar propuesta, restaurante xalapeño abre sus puertas a estudiantes

El restaurante Picaña y Vino, ubicado en la avenida Chedraui Caram, ofrece el internet de sus instalaciones de manera gratuita a estudiantes que no cuenten con el servicio en casa.

En redes sociales, en la página del negocio local, se anuncia el apoyo a los estudiantes y se detalla que habrá algunas restricciones para el uso de la red.

El negocio -que se ubica en las inmediaciones de un centro comercial- se solidarizó con jóvenes que no tiene la posibilidad de tomar sus clases virtuales o en línea.

El post ha sido compartido más de mil 700 veces, con la intención de que estudiantes puedan tener un espacio para estudiar, y no están obligados a consumir en el comercio.

"En este regreso a clases algunas de nuestras mesas podrán ser usadas por estudiantes que requieran de conectarse a Internet o hacer sus tareas. Si sabes de alguien que lo requiere, por favor comparte en Picaña y Vino tienen las puertas abiertas", se posteó en Facebook.

Y se anuncia que su dirección es Chedraui Caram, edificio Salomón, tercer piso en la capital del Estado.