Xalapa, Ver.- Con ocho meses de embarazo, Camila Graciano sabía que era parte del grupo de riesgo por el covid-19, por ello tomó en serio el aislamiento y se confinó en casa

De acuerdo con el diario británico The Sun, la mujer de 31 años, originaria de Brasil, vivía en la ciudad de Anápolis, en el estado de Goiás. 

Todo cambió cuando sus compañeras del trabajo le realizaron un baby shower sorpresa para celebrar el pronto nacimiento de su hijo. 

Sin embargo, entre las organizadoras de la celebración había una mujer que estaba contagiada de covid-19, pero no lo sabía, era asintomática. 

A los pocos días de la fiesta, la mujer contagiada comenzó a sentirse mal y presentó síntomas de coronavirus, por lo que informó a todas las personas que estuvieron presentes en el baby shower. Era muy tarde.

Camila ya presentaba los síntomas de covid-19 y su estado de salud se complicó, por lo que fue trasladada de urgencia al hospital tres días después de la fiesta.

"Poco después ella [la amiga] se puso muy mal y se lo hizo saber a los demás que estaban allí. Desafortunadamente, mi hermana fue una de las infectadas", relató su hermano Daniel al medio brasileño Globo.

Su familia luchó por encontrar una cama para ella, ya que todas las camas de cuidados intensivos de la ciudad estaban ocupadas en ese momento.

"Gracias a Dios tenemos muchos amigos que movilizamos para conseguirle una cama de Unidad de Cuidados Intensivos a Camila y finalmente conseguimos una en el Santa Casa [Hospital] ", dijo Daniel.

Cuando por fin encontraron lugar para internarla, le indujeron el parto para salvar al bebé, quien nació prematuro, pero bien.

"Gracias a Dios, mi sobrina da buenos signos, respira sola en la incubadora y no necesita oxígeno", mencionó el hermano de Camila.

Tras el parto, el estado de salud de Camila empeoró, sin embargo, su familia tenía grandes esperanzas de que se recuperara e incluso mostraba signos de una mejora significativa.

"Inmediatamente después de dar a luz, mostró una mejora importante. Incluso los médicos dijeron: 'Mire, tenga fe, porque sus pulmones están mejorando, su frecuencia cardíaca está mejorando, su presión arterial está mejorando'."

Vino entonces una recaída y la mujer de 31 años murió a causa del virus.

"El viernes empezó a empeorar, el virus había mutado muy fuertemente y no tenía ninguna posibilidad".

De acuerdo con datos oficiales, Brasil suma 3.6 millones de contagios acumulados de covid-19 y más de 117 mil fallecidos. 

Estas cifras colocan a Brasil como el segundo país con más casos y muertes por el nuevo coronavirus, solo por detrás de Estados Unidos.