Al menos 10 niños con cáncer que son pacientes del Hospital Pediátrico de Veracruz no reciben sus quimioterapias desde hace 10 días, debido a la falta de un medicamento llamado etopósido, de acuerdo con testimonios de sus padres.

El etopósido es un medicamento que se utiliza para el tratamiento de tumores cancerígenos y leucemias, indicó una de las madres que afirmó haber reportado a las autoridades de la clínica el faltante del medicamento.

Rosendo Serrano Ortiz, padre de uno de los menores que recibe sus quimioterapias en la Torre Pediátrica, indicó que en casos como el de su hijo con diagnóstico de leucemia, el tratamiento no ha sido suspendido desde que se regularizó el abasto de medicinas el año pasado.

Sin embargo, confirmó que existe la queja de un grupo de padres y madres por la falta de etopósido, que se utiliza comúnmente con pacientes que inician su tratamiento oncológico.

Serrano Ortiz dijo que existe comunicación con todos los padres de niños con cáncer que se atienden en la Torre Pediátrica, ya que en el 2019 hubo un desabasto parecido con un medicamento llamado vincristina que en ese entonces afectó el tratamiento de su hijo.

En esta ocasión, dijo que se podrían organizar para ver la manera de ayudarse entre ellos a resolver el problema o hacer las gestiones con autoridades de la Secretaría de Salud Federal y Estatal.

"Nos hemos enterado por parte de otros compañeritos que los papitos que están batallando mucho son los que están de inicio, que llevan dos o tres meses de tratamiento, a nosotros afortunadamente no nos ha faltado ni uno, todos los medicamentos los hemos tenido, pero sí nos han hecho el comentario que falta el etopósido, quedaron que esta semana, pero al parecer no", declaró.

Por su parte, la madre de uno de los pacientes afectados por la falta de etóposido dijo que el lunes 17 de agosto se reportó el faltante del medicamento a las autoridades del Hospital Pediátrico, pero no se tuvo una respuesta de la fecha para reabastecerlo.

Detalló que autoridades de la clínica decidieron sustituir los medicamentos para aplicar quimioterapias en pacientes con leucemias que requerían etóposido con el fin de no suspender la atención, sin embargo, para casos específicos como el de su hijo, con diagnóstico de Sarcoma, es una medicina que no puede suplirse.

"Ahorita tenemos problema con uno que se llama etóposido, tiene, con este, 11 días que está de faltante en el hospital, es importante porque la mayoría de los niños ocupa, tanto para leucemia como para tumores; en el caso de los pacientes con leucemia les están cambiando el etóposido por otros medicamentos para que no se atrasen en el tratamiento, pero no es lo que deberían suministrarles.

La entrevistada señaló en una reunión que sostuvieron con el director de la clínica, Raúl Espinoza, el funcionario les respondió que no conocía sobre el faltante y prometió atenderlo, pero no aportó una respuesta para conocer cuándo sería restituida la medicina.

En el área de adquisidores del Hospital Pediátrico les respondieron que el problema se debía a una falta general del medicamento con los proveedores y no por falta de presupuesto, agregó.

"En compras me dicen que no lo hay, que ya habían avisado a los oncólogos que el medicamento no se había podido conseguir, que había hasta la semana pasada, pero ellos no lo habían comprado, ahora el director de la Torre Pediátrica, el doctor Raúl Espinoza nos comenta que apenas ayer se enteró que no había etóposido, que ya tenía más de 15 días que se había mandado un reporte que el medicamento no estaba".

De acuerdo con lo declarado por padres de niños con cáncer, el etóposido tiene un valor de entre mil 300 y mil 500 pesos con proveedores externos, cuando el año pasado el costo de este medicamento oscilaba entre los 400 y 500 pesos.

La entrevistada dijo que en el caso de su hijo requiere 12 ampolletas de etóposido, lo que generaría un gasto aproximado de 15 mil pesos que no puede conseguir fácilmente.

"En total 10 niños, aproximadamente, a los demás se hizo el remplazo por otro medicamento, son niños desde los 6 hasta los 15 años de edad. Las autoridades ya lo saben, les dijimos el lunes de la semana pasada porque se hizo el reporte donde teníamos que hacerlo y ayer hicimos el reporte al director de la Torre Pediátrica, que se supone es el encargado y no sabía nada, siempre es lo mismo, él nunca sabe".

Los padres de los niños que esperan su tratamiento piden una respuesta inmediata, ya que temen que los atrasos en la aplicación de las quimioterapias puedan repercutir en el avance que reportan.

"Realmente es muy importante, en un tratamiento de cáncer todo el medicamento es muy importante, porque hay niños que presentan problemas en una fase avanzada e incluso aquellos que apenas están empezando su tratamiento, esto les afecta porque les atrasa".

Al respecto de las quejas de los padres de familia se buscó una postura por parte de autoridades de la Secretaría de Salud, pero hasta el cierre de esta nota no se tuvo respuesta.

La atención de niños con cáncer en medio de pandemia

Rosendo Serrano Ortiz padre de un niño con leucemia linfoblástica señaló que la pandemia de covid-19 obligó a reforzar las medidas de cuidado en casa, para evitar cualquier contagio de la enfermedad causada por el coronavirus.

Los pacientes con enfermedades como el cáncer forman parte de los sectores en riesgo a contraer la enfermedad con síntomas graves, por lo que el cuidado para ingresar a casa cada que sale es extremo.

Entre otras cosas, dijo que se suspendieron por completo las salidas de casa, salvo para lo indispensable. Cada que es necesario salir se toman medidas de limpieza con líquido sanitizante y cloro, antes de ingresar al domicilio.

El control del estado de salud de su hijo también ha sido más estricto, indicó que de manera periódica se revisa que su sistema inmunológico sea adecuado, con pruebas que se realizan en la Torre Pediátrica.

Del mismo modo, las aplicaciones de las quimioterapias se volvieron más espaciadas, para garantizar que tenga una recuperación ideal, antes de salir de casa hacia el hospital.

El uso de caretas y cubrebocas son indispensables cada que deben visitar el hospital. Su hijo ha recibido hasta ahora más de 70 quimioterapias y requiere 40 más, por lo que espera que su mejoría siga adelante, en medio de la pandemia de covid-19 que se convirtió en otra amenaza latente.

Con información de La Silla Rota