Veracruz, Ver.- Boca del Río y Veracruz son los municipios principales que componen la ciudad en la zona conurbada, ambos conectados de tal forma, que solo sabiendo cuáles calles representan la frontera entre los dos, se puede saber dónde está uno.

Sin embargo, durante la pandemia ambas ciudades utilizaron diferentes enfoques de prevención y manejo de la crisis, siendo los primeros municipios en tener casos confirmados de coronavirus.

PLAYAS

El ayuntamiento de Boca del Río implementó el cierre de playas y plazas públicas desde los primeros días de la pandemia, cuando apenas se había confirmado el primer caso.

El 19 de marzo, empleados del Ayuntamiento iniciaron recorridos por el bulevar Ávila Camacho, exhortando a los bañistas y turistas a despejar la zona, además que el gobierno municipal de Humberto Morelli, anunció la suspensión de actividades comerciales en la zona.

Por otra parte, la dirección de Protección Civil de Veracruz indicó que el cierre de playas no sería implementado.

Alfonso García Cardona, director de esta dependencia, indicó que no existía en ese momento una orden específica para el cierre de playas, por lo que solo iniciaron una campaña para invitar a los bañistas a retirarse, sin embargo, las actividades comerciales que atraen turistas continuaban operando.

Actualmente, en la zona costera de Boca del Río, personal del ayuntamiento realiza recorridos entregando cubrebocas y gel desinfectante, además que exhorta a las personas a despejar zonas muy aglomeradas, además que el acceso a plas playas se mantiene cerrado.

Por el contrario, en Veracruz, playas como Villa del Mar están retomando su nivel habitual de visitantes y bañistas, como lo ha reportado La Silla Rota en diversas ocasiones.

CIERRES VIALES

Durante los últimos meses, el Gobierno del Estado decretó medidas extras para los municipios con más casos de covid-19, en especial las zonas urbanas de mayor densidad de población.

Por supuesto, Veracruz y Boca del Río están entre los municipios con la indicación de cerrar los accesos a sus zonas céntricas y turísticas, durante los fines de semana, sin embargo, el alcalde Fernando Yunes desestimó la medida.

En varias ocasiones, el cierre de calles en Veracruz no se llevó a cabo o se implementó días después de lo que indicaba el decreto, por su parte, en Boca del Río se acataron los bloqueos viales en la zona de Distrito Boca, para evitar aglomeraciones en este punto turístico.

NEGOCIOS NO ESENCIALES

Mientras los decretos del gobierno estatal indicaban el cierre de los negocios no esenciales como medida para reducir los contagios, por la presión del sector empresarial, en el municipio de Veracruz se permitió la apertura de casi todos los negocios, menos los del gremio antros y centros nocturnos.

A pesar de encontrarse en semáforo rojo, en el municipio de Veracruz ya se puede observar el regreso a las actividades normales en varias zonas de la ciudad.

Mientras que en Boca del Río, que se encuentra en color naranja, la medida de mantener el cierre de negocios no esenciales sigue vigente, hasta que el nivel de riesgo baje y permita retomar las actividades sin problema.