Coatzacoalcos, Ver.   En este 2020 la décima edición del Buen Fin será diferente debido a la contingencia que se vive por la pandemia del covid-19. En esta ocasión, el objetivo es reactivar la economía a nivel nacional, que ha sido severamente afectada desde marzo pasado cuando inició el confinamiento.

“Creo que nos viene a dar un respiro, porque a nivel nacional todos nos hemos estado quejando de que nos esta yendo mal y creo que el Buen Fin llega en el momento perfecto y esperamos que, si ayude ya no a incentivar la economía, pero sí a recuperarnos de todo lo mal que nos ha ido”, indicó el presidente la Cámara Nacional de Comercio en Coatzacoalcos, Armando Carvallo Brañas.

 

 

¿Pero cómo será esta nueva edición?, aquí te enlistamos cinco puntos claves.

1.- Tendrá una duración de doce días y no solo un fin de semana como en años anteriores: se realizará del 9 al 20 de noviembre en todo el país, con lo que se busca que las personas se organicen para comprar.

2.- En esta ocasión se incentiva la compra en línea y entrega a domicilio, para que las personas salgan lo menos posible y compren algún producto o servicio desde la comodidad de su casa. De hecho, para el presidente de la CANACO, es algo que ha cobrado relevancia con la pandemia del coronavirus.

3.- Todos los establecimientos que participen deberán cumplir con todas las medidas sanitarias para cuidar la salud de los consumidores, proveedores y trabajadores en los establecimientos. Podrán inscribirse a través de la página oficial del Buen Fin.

4.- Una buena noticia es que los bancos ofrecerán hasta 24 meses sin intereses en el uso de tarjetas de crédito y débito. Con el objetivo de promover el uso del dinero electrónico.

5.- Si habrá premios en efectivo, para aquellos que hacen uso del dinero plástico, aunque serán definidos y confirmados en los siguientes días, por la Secretaría de Hacienda.
                                                                                                                                                                                        Los representantes empresariales están conscientes de que no habrá una derrama económica como en ediciones anteriores, pero sin duda será un respiro para todos los establecimientos que deseen participar, pues ya se solicitó al gobierno federal que se adelante una parte del pago de los aguinaldos.

 

                                                                                                                                                                              Como cada año, la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO), vigilará que no exista publicidad engañosa y los comercios no eleven los precios de sus productos días previos, para después simular que tienen descuente.
                                                                                                                                                                                        En tanto se pide a la sociedad que realice compras inteligentes y no compre algo que a la larga genera problemas financieros.