Veracruz, Ver.- La necesidad llevó a Alicia a solicitar un préstamo por medio de una supuesta financiera en Facebook, nunca se imaginó que sería una estafa donde solo le robaron el poco dinero que tenía para invertir en su negocio.

Alicia le prometieron un préstamo de 8 mil pesos a través de Facebook, a cambio solo tenía que dar de enganche el 10 por ciento de la cantidad deseada, después de realizar el depósito tenía que mandar su comprobante de domicilio y la ubicación de su casa, le aseguraron que en menos de cinco días le llegaría la cantidad solicitada hasta su hogar.

Pero aquel momento nunca llegó, la persona que la contactó no le volvió a contestar las llamadas ni los mensajes, ahora a casi un año del fraude, Alicia sigue lamentándose.

"Me dijo que tenía que depositarle 800 pesos, que era el 10 por ciento de lo que yo estaba pidiendo (...) al terminar de pagar el préstamo me dijo que me devolverían lo que había dado de garantía", narró Alicia. 

Todo comenzó con una publicación en la red social Facebook, donde distintos perfiles ofrecen préstamos y créditos con facilidad de pago, sin checar buró y prometen darte cantidades exorbitantes. 

En ese momento Alicia estaba pasando por una mala situación económica, desesperada por conseguir un crédito para invertir en su negocio, tomó la decisión de aceptar aquellas propuestas que abundan en las redes sociales. 

Para pagar la supuesta garantía que le pedían, tuvo que endeudarse con familiares y así poder depositar el efectivo, ya que le argumentaron que, si no lo hacía de inmediato no habría una segunda oportunidad. 

"Me sentí fatal, el dinero que había pedido fue a una de mis hijas y el otro a mi esposo (...) yo quería ese dinero para invertir en mi papelería y pagar una deuda que tenía y ya no pude", lamentó Alicia.

Aseguró que después de ese suceso se hundió en una depresión, ya que en aquel momento no tenían el suficiente dinero para solventar sus necesidades y además de eso se había quedado con una doble deuda para pagar. 

Pese a todo lo anterior Alicia no decidió denunciar el hecho a las autoridades, ya que argumentó que todo el procedimiento había sido por mensaje y al término del engaño la persona que la contactó había borrado toda la conversación y no tenía pruebas para comprobar el fraude del que fue víctima. 

MODO EN EL QUE OPERAN ESTAS FINANCIERAS

La manera en la que estas financieras operan es a través de las redes sociales como Facebook, WhatsApp o incluso desde anuncios en el periódico, aseguró el titular de la unidad de atención a usuarios de la Comisión Nacional Para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), Rafael Trillo Gracida. 

"Te ofrecen un crédito sin revisar tu historial crediticio y además te dicen que es una taza muy pequeña", aseguró Rafael Trillo. 

Al igual que muchas de estas financieras se encuentran ubicadas sobre una avenida importante o en algún centro comercial, para atraer a las personas y que sea más creíble para sus víctimas. 

Los defraudadores operan solo por un tiempo en esos establecimientos, después de haber conseguido que una cierta cantidad de personas cayeran el engaño desaparecen.

La mayoría de estas financieras lucran con la necesidad de las personas, de esta forman se aprovechan para envolverlos y en muchos casos como el de Alicia, los obligan a endeudarse para conseguir la garantía de depósito que les piden, aseguró Rafael Trillo. 

PANDEMIA DE COVID AUMENTÓ FRAUDES DE SUPUESTAS FINANCIERAS

Según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), entre los meses de enero a julio, se registraron mil 746 carpetas de investigación por el delito de fraude.

En casos de abuso de confianza fue un total de 604 delitos y la extorsión alcanzó 446 carpetas. 

Mientras que, de abril a agosto la Condusef lleva registrado al menos 15 casos de personas que fueron estafadas por medio de estos créditos y préstamos, confirmó Rafael Trillo. 

"Si ha venido gente a Condusef a querer meter un reclamo, como tal nosotros no somos autoridad competente porque no son instituciones financieras", dijo. 

El titular recomendó que en estos casos lo mejor que pueden hacer las personas que hayan sido víctimas, es denunciar los hechos a las autoridades correspondientes ya que ellos solo brindan asesoría y no tienen la capacidad para poder proceder legalmente ante estas compañías, puntualizó. 

Casos como el de Alicia se siguen repitiendo en cientos de personas que, por falta de pruebas o de asesoría no denuncian estos fraudes, por lo que muchas de las financieras siguen operando en distintas zonas.