Xalapa, Ver.- La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) propone que el próximo año se aplique una cuota complementaria al Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) con la que se evitaría que, en caso de un desplome de los precios del petróleo como el registrado en abril y mayo de este año por la baja en la demanda por la pandemia del coronavirus, que la gasolina se venda a 10 o hasta 7 pesos por litro, como sucedió en algunos lugares del país este 2020.

Durante el confinamiento y ante el cierre de fronteras como medidas contra la propagación de la covid-19, la demanda de combustibles sufrió un golpe que se vio reflejado en la saturación del nivel de almacenamiento del hidrocarburo a nivel global. 

Información de El Financiero señala que la cuota complementaria se "llevaría" parte del ahorro que beneficia la cartera de los consumidores.

Esta cuota se incluye en la Ley de Ingresos que forma parte del paquete Económico entregado el pasado 8 de septiembre a la Cámara de Diputados. 

¿CÓMO AFECTA AL AUTOMOVILISTA?

De enero a julio de este año, la administración federal recaudó 172,400 millones de pesos por el IEPS. 1.9% menos que durante los primeros siete meses de 2019.

Así se cobra este gravamen:

-Magna: 4.95 pesos por litro

-Premium: 4.18 pesos por litro

-Diésel: 5.44 pesos por litro

El impacto al contribuyente será que no tendrá acceso a la volatilidad del mercado mundial, destaca Santiago Arroyo, CEO de Ursus Energy.

Manuel Baltazar Mancilla, director de México Fiscal, señaló en entrevista para El Economista, que la propuesta contradice la promesa de campaña de AMLO de bajar el precio de la gasolina.

"Nos dice que el gobierno necesita dinero y lo van a recaudar cobrándolo a través de la gasolina", dijo.

Pero esto no significa que necesariamente se observe un aumento del precio de las gasolinas para el próximo año, señala Alejandro Montufar, director de PetroIntelligence, para lo que se necesitaría que se mantenga el nivel del costo al consumidor y se apliquen estímulos fiscales al impuesto.

ESTÍMULOS A PRECIOS DE LA GASOLINA

El esquema vigente permite al gobierno otorgar estímulos fiscales a los precios de la gasolina, pero se aplican cuando éstas suben de precio, una manera de absorber el impacto sobre el bolsillo de los contribuyentes. 

Hay casos en que, de ser bajo el precio, este estímulo no se da.