Durante los meses de cuarentena, han cerrado dos hoteles en la ciudad de Veracruz, informó Santiago Carames Chaparro, presidente de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles en Veracruz-Boca del Río.

El representante de los hoteleros aclaró que el cierre de ambos negocios turísticos no fue directamente debido al cierre del sector turístico por la pandemia, pero la caída en el turismo fue el último golpe a la economía de ambos hoteles.

El Hotel Santillana y Playa fueron los que cerraron en los meses recientes, los cuales desde los últimos años ya registraban una caída en los visitantes del sector hotelero, en algunas zonas de la ciudad, por lo que la permanencia de los hoteles ya estaba en peligro.

Carames Chaparro también dijo que en este sector son cerca de 500 personas las que se quedaron sin empleo, en la zona conurbada a causa de la pandemia de covid-19, la cual obligó al cierre de hoteles y la prohibición de viajes y visitas en los primeros meses del brote.

 

 

Incremento en el turismo

El empresario indicó que en la zona conurbada se ha visto un ligero repunte en la ocupación de habitaciones, el cual alcanza ya un 28 por ciento de recuperación, debido a la reapertura temprana del sector no esencial, por el cambio a semáforo amarillo hace unas semanas.

Este ligero aumento en la ocupación permitió que los despidos de empleados se detuviera, y que las plantillas laborales de los hoteles se conservaran para mantener actividades en un 90 por ciento de capacidad.

Los hoteleros esperan que para el final de año, a partir de diciembre, se registre un repunte de hasta el 70 por ciento de ocupación.

Asimismo, mencionó que aún existe incertidumbre con respecto al Carnaval de Veracruz, el cual representa un buen momento para los hoteles, sin embargo, al seguir tentativa el cambio de fecha hasta junio de 2021 el sector continúa a la espera de una decisión.