Xalapa, Ver.- Regidores del Ayuntamiento de Medellín de Bravo solicitaron a la Contraloría Municipal iniciar una investigación en la Tesorería y el área de Recursos Humanos, por incluir en la nómina a personal que fue despedido, que no presta sus servicios en ninguna área del gobierno municipal o incluso fallecieron el año pasado.

El regidor primero de ese ayuntamiento panista, Dominico Romero, aseveró que las anomalías fueron detectadas cuando la Tesorería Municipal envió a los miembros del cabildo la propuesta de nómina para el ejercicio fiscal 2021.

En el listado, dijo, detectó junto con su compañera la regidora segunda, Reyna Esther Rodríguez Valenzuela, que se encontraban los nombres de dos empleados que fallecieron el año pasado, uno de ellos personal de la propia edil.

Se trata de Ada luz Chaves Aguirre, quien tenía el cargo de auxiliar de la regiduría segunda, así como de Jacinto Márquez de la Luz, quien laboraba como recolector de basura.

“Nosotros sabemos que estas personas fallecieron, porque son vecinos del Tejar, una de ellas era empleada de la regiduría segunda, y aún así la incluían en la nómina”, declaró el regidor.

Al indagar en la lista de empleados, los regidores detectaron que se incluía a personal que no se pudo localizar en ningún área del municipio, que ya había sido despedido o dado de baja.

En total son 26 los nombres que se localizaron con algún tipo de anomalía, con cargos que van desde directores, jefes de área, choferes, veladores, auxiliares, topógrafos y cajeros en áreas como Tesorería, la Dirección de Obras Públicas, Desarrollo Social y Desarrollo Económico, dijo el regidor Dominico Romero.

Los sueldos anuales que se justifican en la propuesta van de los 36 mil a los 150 mil pesos, dependiendo del área y cargo, que en suma representarían una cantidad que ronda en los 2 millones 400 mil pesos, de acuerdo con lo reportado por el edil.

Dominico Romero responsabilizó de esta situación a los encargados de la Tesorería Municipal y del área de Recursos Humanos, quienes presentan la propuesta; además, dijo, resulta sospechoso que el alcalde Hipólito Deschamps Espino Barros y los demás miembros del cabildo no hayan advertido las anomalías.

“Pudimos hablar con algunas de estas personas y ellos nos confirmaron que habían sido despedidas desde hace varios meses, otros el año pasado, ellos no sabían que estaban incluidas en la nómina, lo que se nos hace extraño porque entonces que está pasando con ese dinero”, agregó el regidor en entrevista.

Después de reunir la información, el regidor primero y la regidora segunda integraron un documento que fue enviado al presidente municipal, Hipólito Deschamps Espino Barros, la síndica única, Hilda Nava Seseña, el regidor Tercero, Hilario Gilberto Lagunes Ibáñez, el Tesorero Municipal, Manuel José del Río Ponce de León, para su conocimiento.

El documento, del cual tiene una copia este medio, fue entregado a la Contralora Municipal, África Yani Portilla Ortega y la encargada de investigación de la Contraloría, Mayra Lizbeth Delfín, con la finalidad de realizar una revisión.

Del mismo modo, se solicita la copia de la nómina del 15 al 30 de agosto del 2020 y del 01 al 15 de septiembre del 2020, ya que se sospecha que la nómina fue inflada durante el presente año con los nombres de empleados que no devengan ningún servicio o fueron despedidos.

El regidor primero del Ayuntamiento de Medellín de Bravo, Dominico Romero, indicó que, dependiendo de la respuesta que se obtenga, se analizará si el caso es denunciado al Congreso del Estado para que se deslinden investigue y se deslinden responsabilidades.

LA POSTURA DEL AYUNTAMIENTO

Mediante un comunicado, el Ayuntamiento de Medellín de Bravo se deslindó del supuesto pago al personal despedido y finado que aparece en la nómina:

"El ayuntamiento de Medellín de Bravo no ha pagado ni pagará un sólo peso y mucho menos mantiene o mantendrá en nómina a alguien que no acuda a su lugar de trabajo a desempeñar la función y cumplir con el horario para el cual se le contrató. Quien asegure lo contrario tiene la obligación no sólo de señalarlo, sino también la de presentar una denuncia ante la Contraloría Municipal y ante los órganos fiscalizadores estatales. 

Vale la pena señalar que la administración municipal de Medellín de Bravo siempre ha sido transparente en el manejo de sus recursos, por eso ha sido reconocida en el 2018 por el propio Organo Superior de Fiscalización, como uno de los cinco municipios con mayor transparencia en el manejo de sus recursos. 

No nos extraña que los regidores primero y segundo, después de dos años de gestión, salgan ahora a denunciar este tipo de supuestas irregularidades, puesto que para ellos 'estos son tiempos electorales ya´, como lo han mencionado de viva voz y a ello obedece este tipo de señalamientos sin sustento.