Orizaba, Ver.- Después de que estuvo al borde de la muerte, el doctor Juan del Bosque Márquez se recuperó y hoy hasta es objeto de un estudio para conocer más sobre el COVID-19.

El médico de profesión y ex diputado federal por Orizaba presentó falla multiorgánica durante la enfermedad, ya que sus riñones dejaron de funcionar, tenía problemas con el hígado, los pulmones trabajan sólo a un 10 por ciento y su glucosa no bajaba de 650.

A mediados de junio fue cuando se contagió del padecimiento el también ex regidor orizabeño y para los primeros días de julio su estado se agravó y fue hospitalizado.

En los 53 días que permaneció hospitalizado, los médicos que lo atendían ya ni lo contaban, pero contra todo pronóstico se recuperó “gracias a las oraciones de mucha gente a Dios”.

Debido a que su recuperación fue sorprendente y a la fecha no presenta prácticamente secuelas, ya que su hígado y riñones trabajan bien, solamente tiene problemas con la glucosa, que no baja de 120, su caso es estudiado por investigadores de la UV y personal de la Secretaría de Salud.

El médico indicó que a la fecha se cuida, pues no se expone al frío y no sale de su casa si está lloviendo, tampoco practica natación ni camina por mucho tiempo porque debido al padecimiento perdió 15 kilogramos de masa muscular.

Agregó que aceptó participar en el estudio con el fin de que se conozca más de la enfermedad y eventualmente esto permita ayudar a otros a combatirla.