Alvarado, Ver.- Pescadores de barcos camaroneros de Alvarado reiniciaron labores bajo protesta desde este martes 22 de septiembre, luego de mantener sus embarcaciones detenidas durante 9 días, para exigir la reducción en los precios del diésel.

El presidente de la Cámara Nacional de las Industrias Pesqueras y Acuícolas (Canainpesca) de Alvarado, Armando Palacios Santiago, dijo que la decisión de zarpar se tomó para evitar que los trabajadores resultaran afectados por la parálisis en el sector.

Sin embargo, las negociaciones con autoridades federales para reducir los costos de insumos y combustibles, así como para otorgar incentivos al sector pesquero, se mantienen a nivel central entre representantes de la Canainpesca y el Gobierno de la República.

"Las negociaciones las está haciendo la cámara a través de nuestros representantes, nosotros decidimos sacar a trabajar los barcos porque tampoco podemos estar tanto tiempo parados, porque los tripulantes también tienen sus necesidades", declaró.

En el puerto de Alvarado existen 16 embarcaciones camaroneras que fueron detenidas desde el pasado 15 de septiembre, después del levantamiento de la veda de camarón en el Golfo de México.

Cada embarcación brinda, en promedio, empleo a unas siete personas, dependiendo el tamaño del barco. La protesta que se realizó de manera simultánea en otros estados de la República afectó a unas 500 familias, señaló el representante de los armadores.

"Ayer a las 6 de la tarde empezaron a salir los barcos, son en el caso de Alvarado 16 barcos, en Campeche y Tamaulipas hoy o mañana se reinicia actividades, vamos a reiniciar todos porque no podemos tener parados a nuestros trabajadores", detalló.

Palacios Santiago dijo que el regreso a las actividades pesqueras de manera habitual dependerá de los acuerdos que se alcancen con las negociaciones, así como la rentabilidad que se logre con la producción que se capture durante este zarpe.

El representante de los pescadores señaló que la protesta busca mejorar el margen de utilidades que consigue el sector pesquero dedicado a la pesca de camarón en altamar, ya que tienen como competidores directos a productores de los Estados Unidos.

Detalló que mientras los camaroneros de Estados Unidos pueden adquirir el diésel a un precio promedio de 7 pesos, en México este mismo insumo alcanza un precio promedio de 20 pesos por litro, lo que impide que puedan vender su producto a un costo más bajo o competitivo en el extranjero.