Xalapa, Ver.- Desde hace cuatro años Rosa obtuvo la concesión de una de las cafeterías que se encuentra dentro del campus Mocambo de la Universidad Veracruzana (UV) en Boca del Río, pero la pandemia de covid-19 la obligó a mantener el negocio cerrado desde marzo.

Daba trabajo a seis personas y ayudaba a cinco estudiantes de bajos recursos, tras cinco meses de suspender labores, mantiene la esperanza de volver a reanudar actividades.

Es por eso que mantiene el pago mensual de la renta, para no perder la concesión del espacio que tiene asignado en la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación.

Rosa conservará cafetería en la UV para ayudar a sus empleadas

No obstante, sin ingresos le es imposible cubrir el sueldo de sus seis empleadas, la mitad de ellas son señoras que pertenecen a los sectores más propensos a padecer covid y que por su edad no pueden conseguir trabajo fácilmente.

"Quiero conservar la concesión por mis empleadas, porque ellas están esperanzadas a que regresemos a trabajar", comentó Rosa.

De la misma manera, dijo que tenía consigo laborando a cinco estudiantes de escasos recursos, los cuales contaban con aquel trabajo para pagar los gastos de su universidad.

Perdió mercancía por suspensión de clases

La suspensión de clases tomó por sorpresa a Rosa, ya que con anticipación compraba una gran cantidad de mercancía para elaborar las comidas que vendía a bajos costos a los estudiantes.

El monto que perdió en productos asciende a los 15 mil pesos, aunado a esto la renta del local que alcanza los 3 mil 107 pesos, la cual no fue condona y seguirá pagando, a pesar de la inactivada de sitio, comentó.

"Nos dijeron que fuéramos abonando como pudiéramos, que iban a ver si había posibilidades que no nos cobraran los meses, pero nunca nos respondieron nada", dijo Rosa.

Ella y su personal de trabajo guardaban la esperanza de que este semestre volvería todo a la normalidad y lograrían recuperarse de los días que estuvieron sin laborar, pero no fue así.

El Gobierno del Estado anunciaba a principios de agosto que el regreso a clases para el ciclo escolar 2020-2021 sería de manera virtual en todos los niveles educativos, por lo que de nueva cuenta se quedaron "en el Limbo", como dice.

Regreso a la nueva normalidad será como empezar de cero

"No sé si va a ser negocio o no", comenta Rosa mientras piensa cómo sería el regreso a la nueva normalidad, aunque admite que ya cuenta con el inmobiliario, las nuevas normas de salubridad exigen un cuidado más amplio para los negocios de comida.

La compra de artículos desechables, es una opción viable para evitar el riesgo de contagio, pero de la misma manera significa un gasto extra para ella y para los estudiantes, quienes eligen su local por los precios accesibles que brinda.

Dice que no podrá contratar a la cantidad de trabajadoras que anteriormente tenia, ya que el espacio donde laboran es muy reducido y sus empleadas pueden contagiarse y exponer sus vidas al ser parte de los sectores con más riesgos a padecer el covid.

"Al tener menos personal tengo que reducir la producción, otra es que los grupos se tienen planeado que empiecen de a poco y no sabemos cómo nos va a ir, será algo totalmente nuevo para todos", aseguró.

Semáforo rojo aleja la posibilidad del regreso a clases

Debido a que el municipio de Veracruz sigue en semáforo rojo, denominado de riesgo máximo y Boca del Río en color naranja; Rosa ve muy difícil que las escuelas y universidad regresen a la normalidad de inmediato.

Para que el regreso a clases presenciales sea un hecho, la SEP, determinó que se realizará cuando el semáforo de contagios por coronavirus esté en verde; es decir, superada la fase crítica y en la nueva normalidad.

Actualmente el estado de Veracruz se encuentra en color naranja, con 32 mil 176 casos activos y 4 mil 185 defunciones, mientras que el municipio porteño lleva un total de 7 mil 282 positivo y 924 muertes, por lo que es el primer en registrar más casos.

Mientras que, Boca del Río se encuentra en la posición número nueve con menos casos activos alcanzando un total de 801 positivos y 106 muertes.

"Esto se ha prolongado no ha tenido ningún punto favorable, donde digamos que ya se pueda abrir, aunque sea con poco alumnado, pero no hay solución porque tiene que estar en verde y aún seguimos en rojo", dijo.