El martes 22 de septiembre un profesor del municipio de Río Blanco que fue secuestrado, logró escapar de sus captores y alejarse para ponerse a salvo.

En Veracruz, estado que hasta el mes de agosto se encontraba en segundo lugar nacional en casos de secuestro, han sucedido otros casos similares, en donde las víctimas de este delito burlan la vigilancia de los delincuentes y huyen hasta ponerse a salvo.

Estas son las historias que documentó E-Consulta Veracruz en lo que va del 2020:

El caso más reciente es el del profesor José "N", quien el día 19 de septiembre fue secuestrado en el municipio de Acultzingo, en la región de Altas Montañas.

De acuerdo con la información policiaca, el maestro se encontraba cerca del panteón municipal, a donde llegó un grupo de hombres armados, quienes con violencia lo subieron a un vehículo y se lo llevaron sin rumbo fijo.

Al día siguiente, familiares y amigos de José difundieron la imagen de su rostros, en busca de información que los ayudara a dar con su paradero, sin saber que horas después de ser llevado, logró escapar de su cautiverio.

Corrió por parajes desconocidos, hasta llegar a una gasolinera al pie de carretera, aún dentro del municipio.

El 12 de mayo, un hombre que estuvo secuestrado por varios días, fue encontrado por elementos de la policía estatal en Córdoba, luego de haber escapado de sus captores.

De acuerdo con los reportes de la zona, el hombre tuvo problemas con su vehículo sobre la carretera rumbo a la localidad del El Barreal, y mientras buscaba pidiendo ayuda, los delincuentes se lo llevaron.

En abril de este año, un comerciante de Coscomatepec que manejaba por la comunidad de Mata Oscura fue interceptado por un grupo de delincuentes, quienes intentaron llevarlo por la fuerza, incluso dispararon armas de fuego en contra del vehículo.

Sin embargo, el hombre logró maniobrar y escapar del a zona, en donde los presuntos delincuentes dejaron abandonado un vehículo en el que encontraron pasamontañas y municiones de armas.

El 30 de enero de este año, un joven oriundo de Orizaba fue encontrado, luego de escapar de sus captores, quienes lo tuvieron retenido por cerca de 7 días.

El joven aprovechó un descuido de los secuestradores, para soltar sus ataduras y escapar del lugar donde lo tenían resguardado. La víctima logró escapar a pesar de tener una herida de bala en la mano y golpes en varias partes del cuerpo.