Coatzacoalcos, Ver.- Un dolor insuperable y gritos de angustia para ser escuchados por aquellos que ejercen el poder, es como Belén González describe estos cinco años de búsqueda de su hijo, Jacob Jiménez González.

Jacob desapareció junto a otras tres personas el 25 de septiembre del 2015, víctima de la Operación Blindaje Coatzacoalcos, que puso en marcha el entonces gobernador de Veracruz Javier Duarte de Ochoa en mayo de aquel año.

De Acuerdo con lo señalado por Belén González, policías estatales que participaron en este operativo están vinculados con la desaparición de su hijo, así como de otras 30 personas entre mayo y septiembre de 2015.

Sustenta sus declaraciones con testigos, fotografías y videos que recabó desde que inició la búsqueda de Jacob. Por estos hechos existen 11 denuncias ante la Fiscalía General del Estado (FGE).

“Alguien puede entender el sufrimiento de perder a un hijo, que puede decir una madre para lograr la atención del poder, no hay palabras para comparar ese dolor; pero si hay manera de gritar ese dolor y llevarlo a cualquier parte hasta que estallen los tímpanos de aquellos que dejaron de ser hombres para convertirse en bestias. ¿Dónde están?”, expresa Belén González.

El Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia (IMDHD), quien se dio a la tarea de buscar información sobre las víctimas de desapariciones forzadas, reveló -a través de un reporte el pasado 20 de agosto- que las privaciones de libertad se cometieron en los retenes de las entradas y salidas de Coatzacoalcos.

El 25 de septiembre del 2015, fecha clave

Con bombo y platillo, y un mega desfile, Javier Duarte de Ochoa llegó a Coatzacoalcos para presumir el operativo que prometía frenar los delitos de secuestro, homicidios dolosos y cobro de piso que azotaban a la región de Coatzacoalcos.

Las acciones instruidas por el entonces gobernador, hoy preso en el reclusorio Norte, estarían a cargo de la Secretaría de Marina, de Seguridad Pública del Estado, Ejército Nacional, Policía Federal y la Fuerza Civil. Se desplegaron más de 825 mil elementos, según datos oficiales.

Contrario a la reducción de delitos, las desapariciones incrementaron en tan solo cuatro meses: en promedio nueve personas por cada mes, aunque fue el 25 de septiembre cuando se registró la mayor cantidad de desaparecidos; un total de 15 personas fueron plagiadas por elementos de seguridad, señalaron testigos.

“Mi hijo venia en un taxi con otros tres jóvenes, y a la altura de Dipepsa de Olmeca, en Coatzacoalcos, se le pegó una patrulla de la SSP, y al llegar a un retén sobre avenida Universidad, a la altura de Lomas, le cerraron el paso varias patrullas al taxi, según testigos, y fue lo último que supe de él”, cuenta la madre aún con dolor.

En repetidas ocasiones, Belén ha declarado que no saben qué hicieron con sus familiares; exige que además de detener a los policías que estaban en una patrulla o en un retén, vayan por los de arriba.

“Ese día (el 25 de septiembre) se registró la mayor cantidad de desaparecidos que fueron simulados a través de detenciones por parte la Policía, en el Blindaje Coatzacoalcos. De hecho, cuando nos enteramos, fuimos casi 30 madres a preguntar por su situación, pero nos negaron la información y nunca más supimos de ellos”, relata.

Por el caso de la desaparición de Jacob, y sus tres acompañantes, hay 6 policías detenidos, uno de ellos ya fuera de funciones, pero también responsable de este delito, informó Belén.

El nacimiento del colectivo

Pero Belén no es la única que sufre por la pérdida de un hijo, en total fueron más de 30 desaparecidos por las fuerzas de seguridad en Coatzacoalcos.

Entre todo el llanto y la angustia, Belén decidió buscar a su hijo Jacob, primero sola, y luego con la ayuda de otras madres y hermanas que se sumaron al movimiento que hoy lleva su nombre: “Belén González”.

A pesar de que su lucha comenzó el mismo día en que sus hijos fueron privados de la libertad, fue hasta febrero del 2016 cuando se formalizó la creación del colectivo con reconocimiento de las autoridades. Desde aquella fecha buscan a 26 personas, aunque no todos son de Coatzacoalcos, pero si del sur de Veracruz, hasta donde tuvo alcance el operativo de Duarte de Ochoa.

"Desapariciones forzadas por policías son 10 de Coatzacoalcos, 5 en Oteapan, por Policía del Estado también, y 2 más en Minatitlán. El resto (14) son casos de sustracción por particulares", explicó.

Lo mismo da excavar en ranchos, que en lotes baldíos; en corralones de automóviles y montañas. Pozos, arroyos y hasta viviendas de concreto forman parte de la lista de búsqueda del colectivo con 5 años de arduo trabajo, y que se han convertido en una presión para las autoridades, en especial para la Fiscalía General del Estado, a la que desde hace varios años denunciaron por no integrar correctamente las investigaciones, manifiesta.

Marchas, manifestaciones, colocación de fotografías de sitios emblemáticos y hasta bloqueos en sedes de la Fiscalía, también forman parte de las acciones de este colectivo de Coatzacoalcos.

“Hemos buscado principalmente en municipios del sur de Veracruz, te hablo de Las Choapas, Acayucan, Sayula, Minatitlán Cosoleacaque, Chinameca y por supuesto Coatzacoalcos”, indicó.

4 cuerpos encontrados en 5 años

Dejaron las herramientas de su hogar por las palas, picos, machetes y excavadoras. El dolor en sus manos no se compara con lo que sienten en sus corazones, por lo que, sin temor, Belén busca entre el lodo, la tierra dura y las piedras cuando encuentra una oportunidad, por mínima que parezca, con la firme esperanza de encontrar restos humanos.

A lo largo de estos cinco años Belén informó que han localizado los cuerpos de cuatro personas, buscadas por el colectivo en diferentes años y municipios. Todos en esta región:

“El primero se localizó en el 2013 en el municipio de Zaragoza, el segundo en el 2015 en Las Choapas, el tercero en el ejido Tacoteno, de Minatitlán en el 2016 y el último en Coatzacoalcos en el 2018”, explica, al lamentar que fueron encontrados sin vida.

Sin abundar en los detalles de cómo fueron encontrados y sus identidades, Belén dice que, a pesar del dolor de sus madres, es un alivio que al menos localizaron los cuerpos; por lo que no pierden la fe de que puedan encontrar más restos humanos siguiendo con su búsqueda.

Las ultimas tareas de búsqueda se realizan en el predio de la empresa “Grúas Estévez” en Minatitlán, que después de un mes continúan, pero sin resultados, de acuerdo con lo señalado por la representante del colectivo. Las diligencias no han arrojado ningún hallazgo, pues se trata de un terreno extenso. 

“Ahí vamos a continuar buscando hasta que se termine todo el terreno, aunque no llevamos nada en concreto; estamos trabajando aquí por una denuncia anónima y el dueño del terreno nos dio el permiso de hacer las diligencias”, manifestó.

Con fotografías y lonas recuerdan a sus hijos después de 5 años

Belén no descansa, le da igual si el sol las encuentra al salir o al esconderse en el horizonte mientras realizan las labores de búsqueda, pues asegura que no desistirá hasta encontrar a su hijo y los de sus compañeras.

Este viernes 25 de septiembre, realizaron un movimiento pacífico en el quiosco del parque central de la ciudad de Coatzacoalcos, donde colocaron lonas y fotografías de los desaparecidos. Eran al menos 15 madres las que participaron con playeras blancas y los rostros impresos de sus hijos.

Ante los medios de comunicación, Belén dio lectura a un escrito que asegura preparó para esta ocasión especial, donde no dejó de exigir a las autoridades que escuchen el clamor de las madres angustiadas, por querer encontrar a sus hijos.

“Faltan muchos por detener a los responsables, pero no sabemos dónde están nuestros hijos. Como madre es muy difícil por eso sacamos fortaleza sola o acompañada, siempre voy a estar alzando la voz por mi hijo.  Es lo justo”, afirmó Belén.

Está cansada y no lo niega, el dolor aumenta y aunque los años pasan, la esperanza continua para el colectivo Belén González, que no se cansa de pedir a las autoridades, todo el apoyo para localizar a su sangre.

“Ya son 5 años de caminar y de una lucha incansables, por eso pedimos a la Fiscalía que den resultado y trabajen con nosotros para encontrarlos”.