El periodista J. Jesús Lemus publicará un libro en el que asegura que Felipe Calderón sabía de los nexos de Genaro García Luna con el Cártel de Sinaloa, incluso que la organización del narcotráfico habría sobornado al expresidente para que nombrara secretario de Seguridad Pública al hoy detenido en Estados Unidos.

Un adelanto de ese libro publicado por el portal Ángel Metropolitano narra el pasaje contado en prisión por Sergio Enrique Villarreal Barragán, "El Grande", quien fue jefe de sicarios de Arturo Beltrán Leyva, en el que se revela cómo fue la reunión en la que Ismael Zambada ordenó sobornar al expresidente Calderón.

La publicación es de la editorial HarperCollins México y llevará el título de "El Licenciado".

A mediados de septiembre, asienta el periodista, en la colonia Las Quintas de Culiacán, Sinaloa, se reunieron "El Mayo" Zambada y Arturo Beltrán Leyva, "El Barbas". 

Según el libro, Genaro García Luna, conocido entre el cártel como "El Licenciado", era conocido de esta organización criminal desde que fungió como coordinador general de Inteligencia de la Policía Federal Preventiva, al inicio del sexenio de Vicente Fox. 

El trabajo más importante de García Luna para "La Gerencia" había sido el facilitar la fuga de Joaquín Guzmán Loera, "El Chapo", de la prisión federal de Puente Grande, en Jalisco -contacto que habría sido establecido previamente por Jesús Zambada "El Rey".

EL PLAN

"El Mayo" explicó a "El Barbas" que el círculo de Calderón, entonces presidente electo, era reducido, pero que era influenciado por las personas dentro de él, como Guillermo Anata Llamas, cuñado del hermano de "El Grande". 

Ismael Zambada enfatizó que no escatimarían en gastos ni recursos hasta lograr la tarea encomendada al jefe de sicarios de Beltrán Leyva. 

"—Ya estuvo, jefe —le dijo para su propia tranquilidad—. Voy a ver al Presidente, en unos días. Ya puede dar por un hecho que el Licenciado será nuestro secretario de Seguridad Pública", habría dicho "El Grande" luego de llamar a Guillermo Anaya y concretar una cita con Calderón, escribe Lemus.

Con información de La Silla Rota