Xalapa, Ver.- Habitantes de Coatepec, a quien se les ofreció diálogo desde la Mañanera, así como integrantes de la Coalición Estatal LGBTTTIQ se manifestaron en las inmediaciones del Museo de Ciencia y Tecnología de Veracruz, en el marco de la gira del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Igual como ocurrió el 16 de junio, cuando visitó la Academia del Lencero, el Ejecutivo no atendió a las personas que rodearon su camioneta para hacerle algunas peticiones. Personal de ayudantía quitó a quien intentó frenar el avance de la unidad negra en la que se trasladaba López Obrador.

El delegado de la Secretaría del Bienestar, Manuel Huerta Ladrón de Guevara, quien entró a la sede del museo ya iniciado el evento y fue el primero en abandonar el espacio, fue quien atendió a los inconformes. No tuvo contacto con López Obrador.

Los primeros en llegar al evento fueron los habitantes de Coatepec, a quienes el presidente les ofreció -el 22 de septiembre- revisar el tema de la invasión de más de 2 mil hectáreas del área conocida como Sierra Alta.

El grupo de inconformes fue interceptado por personal de la secretaría del Bienestar, incluso, el propio delegado Manuel Huerta se les acercó para explicarles que el tema se resolverá a la brevedad.

En la charla con los ciudadanos, que le pidieron no mentir, adelantó que el 02 de octubre se podría resolver la invasión del predio.

Ese día se va a desarrollar la audiencia de restitución de bienes, será el juez quien determinará si se dio un despojo del predio y en consecuencia, podría ordenar el desalojo de los invasores.

“SI el juez se apega a derecho y atiende las pruebas volcadas en el expediente tendrá que ordenar el desalojo inmediato de los predios”, afirmó la abogada Itzel Jurado Ortiz.

El terreno en disputa cuenta con 32 cascadas; además hay al menos 85 especies endémicas en las montañas de Coatepec, están en peligro, pues los invasores han talado de manera clandestina y están contaminando los cuerpos de agua.

 

 

Comunidad gay también se manifiesta

Integrantes de la Coalición Estatal de la Comunidad LGBTTTIQ, representados por Benjamín Callejas Hernández, llegaron al museo de tecnología para exponer al ejecutivo federal la violencia que prevalece en su contra.

Pidieron que instale una mesa interinstitucional con el objetivo de implementar acciones que permitan reducir crímenes de odio, y es que de enero a la fecha suman 22 crímenes; con el aislamiento social por el virus Sars CoV-2 se han agudizado, y ninguna autoridad ha tomado cartas en el asunto.

Desde el 26 de marzo del 2019 se pidió una audiencia con el Ejecutivo del Estado y no los atendieron; incluso, se ofreció la creación del Instituto Veracruzano de la Diversidad Sexual, y todo quedó en anuncio.

 

 

El entrevistado insistió que es necesario que se visibilice la problemática, pues desde hace tres años Veracruz está en el primer lugar en las agresiones a la comunidad lésbico-gay.

Mientras se desarrollaba el evento presidencial una caravana de autos circuló por algunas avenidas de la capital del estado en repudio al presidente, exigiendo su renuncia.