VERACRUZ, VER.- Al menos 47 pacientes de hemodiálisis resultaron infectadas con una bacteria debido al suministro de heparina sódica alterada durante el mes de enero en el Hospital Naval de la ciudad de Veracruz.

En ese entonces, el hecho fue reportado por la Secretaría de Marina-Armada de México a la Comisión Federal para la Prevención de Riesgos Sanitarios (Cofepris) y la Secretaría de Salud del estado de Veracruz, semanas antes de la muerte de 12 personas a las que les fue suministrado el mismo medicamento adulterado en el Hospital de Pemex de Villahermosa.

Sin embargo, nunca se emitió alguna alerta sanitaria para advertir del riesgo, reveló una investigación de Noticieros Televisa en el que se documentó que el medicamento fue presuntamente adulterado y vendido por proveedores independientes.

Según lo reportado, el medicamento fue adquirido el 17 de diciembre del 2019 a una empresa identificada como Comercializadora de Medicamentos de México CODEDMEX.

La empresa dijo tener su domicilio en Calzada de Guadalupe y Ramírez número 571 interior 205, de la colonia Potrero San Bernardino, en la delegación Xochimilco, en la Ciudad de México, pero en el lugar se documentó que no existía tal empresa.

La Secretaría de Marina confirmó los hechos registrados en la investigación periodística. Por su parte, laboratorios PiSA se deslindó del proveedor, así como de los tres lotes que adquirió la SEMAR, señalando que estos fueron falsificados.

De acuerdo con la información difundida, la Secretaría de Marina-Armada de México suspendió de manera inmediata la aplicación del tratamiento al detectar las afectaciones a los pacientes; en ninguno de los casos los síntomas se complicaron y, a diferencia de lo ocurrido en Tabasco, no hubo muertes.

Además de notificar a la Cofepris y autoridades del Gobierno de Veracruz, la SEMAR presentó una denuncia penal para deslindar responsabilidades por lo ocurrido.