Xalapa, Ver. -La rectora de la Universidad Veracruzana (UV), Sara Ladrón de Guevara González, deslindó a su gestión en la Casa de Estudios de las presuntas anomalías expuestas en una investigación periodística respecto a la donación de cadáveres de la Fiscalía General del Estado (FGE) hacia la institución y universidades privadas de la entidad.

Cabe recordar que una investigación de Aristegui Noticias advirtió de la posibilidad de que, entre los cuerpos entregados al Instituto de Medicina Forense (Imefo), haya cadáveres de personas desaparecidas en Veracruz.

En entrevista, Sara Ladrón de Guevara González dijo que sólo puede responder por los cuerpos entregados al Imefo de 2013 a la fecha, cuando inició su período en el cargo, subrayando que se cumplieron los procedimientos administrativos que exige la Ley.

"De 2013 hasta ahora cinco cuerpos nos han sido entregados y de esos podemos dar cuenta, todo está en regla y no corresponden al caso de los desaparecidos. A partir del primero de septiembre de 2013 es cuando puedo darle cuenta y son 5 cuerpos y todos están debidamente identificados y no se trata de cuerpos en investigación por casos de desaparecidos".

Aclaró que los cuerpos entregados del Imefo a facultades de Medicina "están en regla" y no forman parte de investigaciones o casos relacionados con personas desaparecidas.

Sin embargo, Ladrón de Guevara González no respondió por el periodo 2000-2012, correspondiente a sus antecesores Víctor Arredondo Álvarez y Raúl Arias.

De acuerdo con una solicitud de transparencia formulada a la UV, la Casa de Estudios reveló que se han entregado 228 cadáveres de 2000 a 2019 y 51 a universidades particulares como la Cristóbal Colón y Villa Rica.

En el caso de la UV se dieron 92 a Medicina y 2 a Odontología, región Veracruz; 46 a Medicina y 15 a Odontología, región Xalapa; 23 a Medicina, Campus Ciudad Mendoza; 8 a Medicina, Campus Minatitlán; 35 a Medicina, Región Poza Rica; uno a la Región Córdoba y 3 a la Región Río Blanco, así como 3 a la Maestría en Medicina Forense (Campus Mocambo).

La solicitud indica que de los 51 cuerpos que fueron enviados a universidades particulares "no existe documento oficial donde se avalaba estos movimientos".

En el repostaje, Aristegui Noticias reveló que Pedro Mávil, padre de Gemma Mávil, desaparecida en 2011, advirtió que el cuerpo de su hija pudo haber sido donado a la Universidad del Conde en Coatepec, donde se imparte la maestría en Medicina Estética y Longevidad, para ser usado en prácticas estudiantiles.

La investigación añade que la entonces Procuraduría General de Justicia podría haber sido la responsable de que el cuerpo de Gemma haya sido destinado con fines académicos y siga sin encontrarse hasta la fecha.