El desempleo continúa al alza en medio de la aún activa pandemia de covid-19. Y es que a pesar de que más empresas reabrieron en las últimas semanas tras los cambios de semaforización epidemiológica, la gran mayoría sigue sin reponerse de las pérdidas económicas, lo que las obliga a realizar recortes de personal. 

De acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), durante agosto del presente año en 25 estados del país los índices de desempleo aumentaron, ya que hay aproximadamente 2 millones 800 mil personas bajo desocupación abierta actualmente. 

Veracruz es uno de los estados donde el fenómeno del covid-19 elevó dichas tazas de desocupación, sobre todo en empresas cuya principal actividad económica gira en torno al turismo internacional. 

Los representantes de cámaras empresariales como CANACO, CANACINTRA, COPARMEX y CANIRAC coinciden en que el último trimestre del 2020 será complicado de no haber acciones más precisas para incentivar la reactivación económica en México. 

La última Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) reveló que la pérdida de empleos se concentra principalmente en los micro y pequeños negocios, donde además se ha comprobado que existe una menor velocidad en la recuperación del mercado laboral. 

Ante ello, empresas dedicadas a industrias como la restaurantera son de las más interesadas en que haya una recuperación inmediata, pues se estima que al cierre del año se registre una pérdida de hasta 300 mil fuentes de empleo en el país, derivado de la contingencia por covid. 

Sin embargo, los sectores turístico, automotriz, transportista y del entretenimiento también resienten los estragos de la pandemia que provocó una tasa de desocupación de hasta el 6.9 por ciento a nivel nacional.