Coatzacoalcos, Ver.- La suspensión de la colecta anual 2020 a causa de la pandemia del covid-19, afectó severamente a la Cruz Roja Mexicana delegación Coatzacoalcos. Por ello, esperan que la situación mejore y puedan realizarla antes de que concluya el año.

De acuerdo con Marisol Gil Cortés, administradora de la Benemérita Institución en la ciudad, por cada colecta recaudan entre 450 mil y 500 mil pesos, gracias a la donación de la población, empresas y autoridades. Con ello logran cubrir casi el 50 por ciento del gasto total anual para su operación.

“Lo cual se ocupa para gastos de mantenimiento de las ambulancias, para gratificación del personal, para compra de medicamentos y los gastos que salgan. La Cruz Roja es como un negocio hay que pagar impuestos y los gastos corrientes y generales”, señaló la administradora.

Y es que la colecta es una de las principales fuentes de ingresos para la institución, por lo que, al no contar con estos recursos, han recurrido a solicitar donativos para continuar con su operación, misma que incluye la atención de la pandemia del covid-19, para lo cual habilitaron una ambulancia especifica y compraron equipo de protección para los voluntarios.

El gasto anual de la delegación Coatzacoalcos supera el millón de pesos, por lo que Gil Cortes reconoció que, a pesar de operar de forma normal, si tienen algunas carencias. Principalmente para el mantenimiento de las unidades.

“El personal que atiende a los pacientes con covid-19 sale con todo su equipo de bioseguridad, tenemos la capsula para los traslados que va en una unidad específica que requería de mantenimiento, y gracias a una empresa que nos apoyó para ese mantenimiento y tratamos de atender los reportes al cien por ciento”, indicó.

Por día gastan más de 2 mil pesos de combustible para las ambulancias

Actualmente la Cruz Roja opera con dos ambulancias en Coatzacoalcos: una para atender los reportes diarios y la otra es de uso exclusivo para el traslado de pacientes con síntomas de coronavirus.

Alejandro Rodríguez Osorio, coordinador de socorros y desastres de la institución señaló que en promedio realizan entre 7 y 15 servicios por accidentes automovilísticos, ataques armados, y de personas enfermas.  

Mientras que la ambulancia covid realiza de dos a tres traslados a la semana en estos últimos días, ya que en semanas pasadas movían hasta siete pacientes en un solo día. Entre ambas unidades erogan más de 2 mil pesos en combustible, ya que las unidades no pueden quedarse sin gasolina en ningún momento.

“A una le metemos más de mil pesos y en ocasiones le cargamos más, sobre todo cuando son días movidos y hay hasta 15 servicios, aunque no siempre. Además, en ocasiones se gasta más cuando tocan emergencias en el poniente de la ciudad o hasta la zona de Olmeca”, refirió Rodríguez Osorio.

Al momento no han quedado mal con las emergencias y aunque en ocasiones tardan más en llegar los paramédicos, siempre atienden todas las llamadas.

Marisol Gil Cortés, argumentó que la mayoría de los servicios se tienen que cobrar a las personas y más ahora que no cuentan con el recurso que les da la colecta anual.

“Ya faltan tres meses para que concluya el año y esperamos hacerla antes. Mucha gente se queja de que les cobramos por los servicios, pero tienen que entender que hay que comprar insumos y pagar combustibles, por ello es que pedimos que siempre nos apoyen en la colecta anual”.