Coatzacoalcos, Ver.- A pesar de que el flujo migratorio nunca se detuvo en el sur de Veracruz a partir de septiembre comenzó a incrementar de forma considerable, pero ahora con mayor presencia de mujeres y niños, reconoció el padre Joel Ireta Munguía, responsable de la Casa del Migrante en Coatzacoalcos.

Por ello, dijo que existe gran preocupación debido a que las cifras de decesos y contagios por covid-19 no han disminuido en los municipios del sur de Veracruz, lo cual pone en riesgo a estas personas, pues en un día han logrado contabilizarse más 100 centroamericanos de todas las edades.

“La verdad es que el flujo de migrantes nunca se detuvo, pero en septiembre empezó a aumentar, pero ahora ya empiezan a pasar niños con sus mamás y eso es más crítico y se tiene que poner atención a esto, porque los niños son los más vulnerables”, reiteró el sacerdote.

Durante los meses de abril y agosto, la presencia de estas personas si disminuyó, incluso en algunas semanas recibían menos de 20 personas, todos mayores de edad. Pero en las últimas tres semanas son más los indocumentados que atraviesan el sur de Veracruz en busca del “sueño americano” , y a su paso por Coatzacoalcos acuden al albergue por comida, ropa o zapatos.

Cabe mencionar que, desde el inicio del confinamiento, la casa del migrante ubicada en los bajos del puente de la avenida se reforzaron las medidas sanitarias y los migrantes son dotados de alimentos al exterior del inmueble ya que no hay refugio por el momento.

“Desde hace varios meses, el albergue solo da de comer fuera del albergue, en la puerta, se les da la comida, bebida, ropa porque se les moja y zapatos o tenis, según lo que se tenga, nosotros seguimos haciendo la caridad, pero solo de esa manera, de forma asistencial”, aclaró el Padre.

En estos últimos meses han contado con el apoyo de “Médicos sin fronteras”, quienes instalaron un módulo de atención para los migrantes, a quienes además de ofrecerlos los servicios básicos se les reciba para comprobar que no presenten síntomas del virus SARS- CoV2.

Veracruzanos también siguen emigrando

La cifra de veracruzanos que continúan luchando por cruzar la frontera también se ha mantenido. De enero a agosto más de 7 mil veracruzanos intentaron cruzar la frontera, pero fueron repatriados.

De acuerdo con el boletín mensual de estadísticas migratorias, todos fueron detenidos y deportados por las autoridades de Estados Unidos: 6 mil 509 son hombres, 665 mujeres.

Y es que el estado de Veracruz se ubica como la quinta entidad con el mayor número de ciudadanos repatriados en lo que va del año.

De los meses de marzo a agosto el fenómeno no se frenó, aunque disminuyó en un 50 por ciento el intento de los ciudadanos de cruzar hacia la Unión Americana. Ante ello el padre Joel exhortó a las autoridades migratorias a poner mayor atención en el tema, pues dijo se trata de un tema de salud mundial:

“Si es preocupante y más cuando salen con niños, por eso creo que las autoridades migratorias mexicanas deben reforzar las acciones para prevenir el flujo migratorio, y no dejar que se continúen exponiendo”.