El canciller Marcelo Ebrard afirmó que a pesar de las tensiones que se han presentado por el convenio de aguar con Estados Unidos, México logrará cumplir con su parte del trato.

En conferencia mañanera, Ebrard comentó que no existen razones para no cumplir con este acuerdo pues contamos con el agua que se requiere, por lo que se han venido analizando varias opciones para cumplir con EU.

"Tenemos buena relación, no oculto que hay tensiones como suele ser, pero estimo que vamos a salir adelante", aseguró el canciller mexicano.

Por otra parte, expresó que coincide con el presidente López Obrador en que los intereses electorales no deben anteponerse al cumplimiento de negociaciones con socios del país.

Así dio un raspón al gobernador de ChihuahuaJavier Corral, por no cumplir con el acuerdo de agua. Este mandatario estatal mantiene una disputa con el presidente López Obrador.

Marcelo Ebrard añadió que cumplir con el acuerdo asegura que EU no falle en su parte de agua que debe entregar en otros plazos.

Reconoció que el gobierno de EU está presionando para que se cumpla el tratado cuyo plazo final es el próximo 24 de octubre, por lo que se espera lograr entregar el agua para no politizar este asunto ante las elecciones presidenciales en la Unión Americana del mes de noviembre.

 

EL PLEITO CORRAL VS AMLO

El presidente López Obrador afirmó la semana pasada que la relación con el gobernador de ChihuahuaJavier Corral, no es buena y consideró como una ofensa que no hayan cumplido con el convenio del agua que se tiene con Estados Unidos.

Confirmó que no invitó a autoridades ni a actores políticos a su gira por Ciudad Juárez para que no usen la reunión a su favor.

Agregó que Corral pone en riesgo la buena relación que se lleva con Estados Unidos por incumplir el convenio de agua.

Destacó que México no quiere represalias por parte de EU y lamentó que se haya puesto por delante el interés partidista. "Quisieron tomar esto de bandera para sacar raja política, no tiene caso tener este encuentro", agregó.

Por su parte, el gobernador Javier Corral señaló en una entrevista con Ciro Gómez Leyva que el presidente quiere a los gobernadores sometidos, callados y humillados, pero que con él, se topará con pared porque no lo va a intimidar ni callar.

A otros los podrá intimidar, en mi caso, el presidente se está equivocando. A mí ni me va a intimidar ni me va a mantener callado, como lo ha hecho con otros gobernadores. Nosotros vamos a responder con respeto y con firmeza".

El mandatario estatal comentó que el presidente nunca acepta su responsabilidad y siempre busca un culpable en otro lado y no donde debería encontrarlo.

Corral Jurado aseguró que el problema del agua que enfrenta el gobierno federal, no es por Chihuahua ni los productores, sino porque se lo ocasionaron actuales funcionarios de Conagua que dejaron de pagar e incumplir con el acuerdo.

Con información de La Silla Rota