La Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) avaló, por unanimidad, continuar con el proceso de encuesta abierta para la renovación de la dirigencia nacional de Morena, que lleva a cabo el Instituto Nacional Electoral (INE).

Durante la sesión pública por videoconferencia que se llevó a cabo este martes, los magistrados condenaron la filtración del anteproyecto que planteaba posponer la renovación de la dirigencia "por no haber condiciones internas" para continuar.

El magistrado presidente, Felipe Fuentes Barrera, aseguró que el Poder Judicial "no responde a consignas ni presiones mediáticas", y sí a las determinaciones del Estado, plasmadas en la Constitución Política.

"Mucho se ha dicho sobre que este Tribunal ha tenido una injerencia inusual en el proceso del partido, pero hemos resuelto sentencias a petición de la misma militancia", señaló.

El magistrado Felipe de la Mata Pizaña aplaudió la modificación del anteproyecto, que pretendía aplazar la renovación de la dirigencia de Morena, y calificó la filtración de éste como un acto "ilícito e inmoral".

El magistrado José Luis Vargas Valdez también condenó las filtraciones y aclaró que el Tribunal Electoral ha resuelto impugnaciones presentadas por la propia militancia de Morena, consecuencia de los choques entre grupos al interior, acusó.

"Morena lleva dos años que no ha podido generar, a través de sus estatutos y normatividad interna, una paz que les permita tener una renovación electa por la militancia y los simpatizantes del partido.

"El juicio primigenio que dio pie a lo que hoy resolvemos, tuvo como origen el incidente a incumplimientos sistemáticos por parte, no de un dirigente provisional, sino de dos dirigentes provisionales que no acataron resoluciones que este Tribunal", dijo.

La magistrada Janine Otálora Malassis consideró que la resolución del Tribunal Electoral "da certeza en cuanto a la definitividad de las sentencias" y confirma "un actuar legal por parte del Instituto Nacional Electoral".

La sentencia del Tribunal Electoral, emitida este martes, consideró improcedentes los recursos interpuestos por militantes como Gibrán Ramírez, por no contar con firma autógrafa de puño y letra del interesado, y porque éste agoto su derecho de impugnación.

Además, considera que INE sí tiene competencia para designar a los candidatos que sean necesarios, de acuerdo con la sentencia por la que se le mandato llevar a cabo la encuesta abierta, y para cumplir con el principio de paridad de género.

Considera también que "el actor no tiene pruebas de que las personas de la encuesta no tuvieran credencial de elector válida, ni de que el 25% sea un porcentaje mínimo", de acuerdo con el universo a consultar en la encuesta de reconocimiento.

"No se actualiza la supuesta inequidad, ya que no promueve un proceso de campaña y no prohíbe que los aspirantes recurran a medios de comunicación y hacer uso de sus recursos", igual considera la sentencia.