La Procuraduría del Medio Ambiente de Veracruz (PMA) extorsiona a empresas vigilándolas hasta con drones a cambio de permitirles trabajar, denunció el constructor Marcos Salas Contreras.

En ese sentido acusó al Gobierno de Veracruz de cobrar "moches" a los empresarios sujetos a verificaciones.

Dijo que en su caso la PMA, sectorizada a la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema), clausuró un negocio de su propiedad de forma irregular.

"Entraron a la propiedad sin respetar los protocolos de notificación, buscando a la empresa Asfaltadora Taurus, que no es el nombre de mi empresa, cuyo nombre correcto es Grupo Constructor Empresarial Taurus", señaló.

Dijo que la Procuraduría del Medio Ambiente clausuró a su compañía con el argumento de que resguarda maquinaria contaminante, aunque indicó que no requiere de permisos para guardar máquinas o equipo de este tipo.

“Lo único que están buscando es la extorsión, por todos lados vemos operativos, pero la intención no es procurar un mejor desarrollo ambiental (...). No saben nada de medio ambiente, pero de negociaciones para el moche sí saben”.

Dijo que en la más reciente visita de la PMA los inspectores no detectaron nada fuera de lo ordinario, pero supuestamente una inspección anterior con un dron reveló la emanación de humo del lugar donde se encuentra su constructora.

"Hicimos una promoción para que nos dejaran ver el expediente, pero no lo permitieron y tuvimos que hacer un documento cuando menos para no quedar en indefensión y exponer que no se respetó el protocolo de notificación.  No puedes entrar a una propiedad privada nada más porque sí”, señaló.