La Confederación Nacional de Trabajadores Universitarios (CONTU), advirtió que podría haber un nuevo paro nacional ante la falta de recursos extraordinarios para apoyar a las universidades del país que están en crisis financiera. 

El secretario general de la Confederación, Enrique Levet Gorozpe, recordó que las universidades que atraviesan una grave situación son: la Universidad Autónoma de Zacatecas, la Autónoma de Nayarit, la del Estado de México, Morelos, Michoacán, Tabasco, Chiapas, Sinaloa, Baja California Sur y Oaxaca.

"Están en una situación de crisis financiera que evidentemente propiciará un conflicto de carácter laboral al no pagar salarios y prestaciones, lo cual representaría una violación al Contrato Colectivo de Trabajo y los derechos de los trabajadores"

Sin embargo, expuso que la Federación informó que no habrá recursos extraordinarios para apoyar a dichas universidades, por lo que incluso ya no tendrán para el pago de salarios y prestaciones de las quincenas de octubre, noviembre y diciembre. 

“No descarto (el paro) porque la situación de este año es más complicada que la del año pasado. Hay universidades que tienen problemas serios y no hay una respuesta positiva para la solución de los problemas de las universidades, entonces esto nos lleva a repensar las estrategias, sobre todo por la pandemia, decidir qué sería lo conveniente”.

Levet Gorozpe explicó que si bien es cierto en este momento son 10 las universidades que están en una situación de urgencia, de no mejorar los subsidios por parte del gobierno Federal, a través de fondos extraordinarios, para el 2024 serán 35 las universidades que enfrenten la misma situación de crisis económica.

Será el jueves 15 de octubre cuando se lleve a cabo una asamblea general de la CONTU de manera virtual, en donde se fijará una estrategia, así como las acciones que consideren más convenientes para resolver este problema.

Cabe recordar que desde septiembre de 2019, personal de la Universidad Veracruzana se sumó a los reclamos para que se otorguen apoyos financieros a las universidades del país en crisis.