Atoyac, Ver.- Por generar una grave contaminación ambiental y desatender los llamados de la Procuraduría del Medio Ambiente (PMA) para corregir sus procesos, la alcoholera Zapopan, ubicada en la congregación de Potrero Nuevo, municipio de Atoyac, fue clausurada.

Personal de la citada Procuraduría acudió a colocar sellos en los accesos de la planta.

Esta medida se desprende de las reiteradas denuncias de la población por la contaminación que genera esa empresa y otras asentadas en la zona al río Atoyac y el canal de riego Alfredo V Bonfil, lo que ha causado la mortandad de peces, langostinos y demás especies en el afluente y afectaciones a la salud de la población.

Ante ello, la Alcoholera Zapopan recibió algunas recomendaciones por parte de la PMA, mismas que sin embargo desatendió la empresa y que se referían a la modificación de sus sistemas para no generar impacto ambiental al suelo y agua.

Pobladores de Atoyac han señalado que esa empresa, junto con la Central Energética de Atoyac y el ingenio El Potrero son los principales generadores de contaminación, por lo que incluso se han manifestado y enviado correos al gobernador Cuitláhuac García, a la Secretaría de Gobernación y organizaciones ambientalistas como Greenpeace.

Incluso, en la comunidad se mencionaba que la empresa tenía el proyecto de construir una salida de drenaje irregular y se tenía la preocupación de que afectara cultivos de caña.

Al momento, la Procuraduría no ha informado de cuánto sería la multa que se aplicará a esta empresa y si hay investigaciones al ingenio El Potrero y la Central Energética Atoyac aunque informó que se tendrá una reunión este 9 de octubre con el representante legal de la empresa.