En julio pasado, un ranchero del municipio de Coatepec escapó de sus secuestradores, tras permanecer horas incomunicado y privado de la libertad. Pero la víctima no solo escapó, sino también identificó a uno de sus plagiarios, lo denunció y finalmente fue capturado por las autoridades. 

El agraviado de identidad resguardada, de acuerdo con información que obra en la carpeta de investigación DIM/UECS/FE/055/2020, fue plagiado el 14 de julio de 2020 sobre la carretera a Vaquería, perteneciente a Coatepec, conurbado a Xalapa. Los secuestradores exigieron a la familia 200 mil pesos a cambio de su liberación. 

Sin embargo, durante las negociaciones el hombre de oficio ranchero logró escapar del lugar donde permaneció incomunicado y dio parte a la Fiscalía General del Estado (FGE) sobre la identidad de uno de sus presuntos plagiarios. 

A tres meses de iniciadas las investigaciones, elementos de la Unidad Especializada en Combate al Secuestro (UECS) capturaron a quien la víctima señaló como secuestrador. Se trata de Adán “N”, quien fue vinculado a proceso e ingresado en el penal de de Pacho Viejo, en Coatepec, donde permanecerá hasta que reciba una sentencia. 

Hasta agosto de 2020, Veracruz se ubicó en segundo lugar nacional respecto al número de denuncias interpuestas por secuestro. Según cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), la entidad gobernada por Cuitláhuac García Jiménez acumula 83 secuestros; solo detrás del Estado de México que acumula 87. 

En lo que respecta al delito de secuestro, Veracruz tuvo una disminución del 140 por ciento, en comparación con el mismo periodo de tiempo en 2019. Entre enero y julio de 2019 sumaron 200 plagios, mientras que en 2020 acumulan 83. 

El primer lugar nacional de este año es el Estado de México, con 87 denuncias; le siguen: Veracruz (83), Morelos (41), Ciudad de México (41) y Michoacán de Ocampo (24). En Veracruz, la variación entre junio y julio fue de un secuestro, al pasar de ocho a nueve, respectivamente.