Veracruz, Ver.- El aval que dio la Procuraduría Estatal de Medio Ambiente (PMA) para la construcción del fraccionamiento Mandara, en la zona de la Riviera Veracruzana, encendió la alerta en agrupaciones ambientalistas que advirtieron la urgencia de que los trabajos del complejo residencial sean vigilados de cerca.

El polémico proyecto tuvo una parálisis de dos años debido a la resistencia que pusieron vecinos de fraccionamientos aledaños y la agrupación ambientalista Earth Mission por la devastación que causaría en una laguna ubicada dentro del proyecto.

Luego de la clausura por parte de la autoridad ambiental estatal la empresa cedió a las exigencias para reconocer la existencia del cuerpo de agua que en un principio omitió incluir en su Manifiesto de Impacto Ambiental y modificó su proyecto para reducir el impacto al medio ambiente.

Este 8 de octubre, se hizo público la firma de un acuerdo de colaboración entre la empresa y la Procuraduría Estatal de Medio Ambiente (PMA), en el que se entrega a la autoridad estatal, bajo donación, el terreno donde se localiza la laguna La Pichancha, más un área de amortiguamiento alrededor, con la finalidad de desarrollar un proyecto de conservación en la zona.

El titular de la PMA, Sergio Rodríguez Cortés, indicó que de esta forma las autoridades estatales tienen la obligación de gestionar el rescate del área natural, llevar a cabo el saneamiento del humedal, revalorar la importancia de las zonas núcleos y de amortiguamiento como superficies ecológicamente activas y la instalación para pasos de fauna con un proyecto que se pondrá en marcha este mismo mes.

Sin embargo, Sergio González, presidente y fundador de Earth Mission, afirmó que el acuerdo al que se llegó con la empresa inmobiliaria no fue transparentado a la sociedad civil que denunció el daño ambiental que causaría la construcción del fraccionamiento Mandara.

"No sabemos cuáles son los términos en los cuales está firmando esta autoridad, Profepa ni siquiera se ha aparecido (...), desconocemos cuales son los términos y a qué se compromete explícitamente la empresa, lo que sí sabemos es que ya está construyendo, ya está derribando árboles y vendiendo los lotes, ya están comenzando a desplazarse los animales".

El ambientalista señaló que actualmente la empresa realiza los trabajos de lotificación en el predio contiguo al residencial Punta Tiburón, sin embargo, no se observa presencia de personal de ninguna autoridad ambiental para vigilar el desarrollo de la obra.

En una grabación que difundió en las redes sociales de la agrupación, muestra lo que parece ser un coyote que deambula en un camino cercano a la laguna, así como varias aves que descansan sobre el cuerpo de agua.

Sergio González urgió a las autoridades a mantener presencia en la zona, para controlar el desplazamiento de fauna silvestre y que se tengan las menores afectaciones posibles, al reconocer que el proyecto no tiene marcha atrás.

Riviera Veracruzana será vigilada

El procurador de Medio Ambiente, Sergio Rodríguez Cortés, afirmó que el proyecto de rescate de la Laguna la Pichancha, en el complejo de Mandara, será el inicio para que la autoridad estatal inicie un proyecto de conservación ambiental en la zona de fraccionamientos localizados en la Riviera Veracruzana.

El funcionario reconoció que esta zona, ubicada en la parte sur del municipio de Alvarado y la colindancia con la ciudad de Boca del Río, tuvo un crecimiento desordenado por muchos años.

La falta de vigilancia de gobiernos anteriores provocó que ecosistemas de dunas, selva baja y mangle fueran devastados, por lo que es común que se pueda observar la presencia de fauna silvestre en riesgo o peligro de extinción.

Por su parte, el presidente de Earth Mission aseveró que la Riviera Veracruzana es un ejemplo de devastación ambiental, en el que urge que ya no se permita la construcción de más fraccionamientos.

Señaló que pocos residentes se preocupan por participar en las acciones de conservación ambiental y rescate de fauna silvestre que invade las viviendas particulares que antes eran parte de su ecosistema.

Earth Mission es una agrupación civil que realiza los trabajos de rescate de animales silvestres en los fraccionamientos de la zona, sin ningún tipo de apoyo por parte de autoridades municipales, estatales o federales.

"Se ha dado un crecimiento en un lugar cercano al manglar donde no se ha considerado la fauna, no se está dando un buen control de la biodiversidad que habita en la zona de los fraccionamientos cercanos al manglar", añadió.